Categoría  |  Nuestro Pan Diario

Ningún malentendido

Alexa, Siri y otros asistentes de voz integrados a dispositivos inteligentes pueden malentender lo que estamos diciendo. Un niño de seis años de edad habló con el nuevo dispositivo de su familia sobre galletas y una casa de muñecas. Más tarde, su mamá recibió un email informándole que un pedido de tres kilos de galletas y una casa de muñecas de 170 dólares estaba en camino. Incluso un loro parlanchín en Londres, cuya dueña jamás había comprado nada en línea, de alguna manera hizo una compra sin que ella se enterara. Una persona le pidió a su dispositivo que encendiera las luces de la sala, y este le respondió: «No hay ninguna pala».

Verdad, mentiras y justicieros

Durante la temporada de béisbol de 2018, un entrenador de los Chicago Cubs quiso regalarle una pelota de béisbol a un niño que estaba sentado junto al banquillo. Pero cuando se la arrojó para que la atrapara, un hombre la atajó. El video de lo sucedido se viralizó. Los medios despedazaron a aquel «bruto». Sin embargo, los espectadores no conocían toda la historia. Anteriormente, el hombre había ayudado al muchacho a atrapar una bola perdida y habían acordado compartir la siguiente. Por desgracia, pasaron 24 horas antes de que surgiera la verdad. Las multitudes ya habían hecho estragos, demonizando a un hombre inocente.

Un huésped inesperado

Zac era un hombre solitario y despreciado. Pero un día, su vida dio un giro. Clemente de Alejandría, uno de los padres de la iglesia, dice que Zac se transformó en un líder cristiano y pastor de la iglesia en Cesarea. Sí, estamos hablando de Zaqueo, el principal recaudador de impuestos que se trepó a un sicómoro para ver a Jesús (Lucas 19:1-10).

Invencible en Jesús

El avión militar de Louis Zamperini se estrelló en el mar durante la guerra. «Louie» y dos más estuvieron dos meses a la deriva en balsas, defendiéndose de tiburones, atravesando tormentas, esquivando balas de un avión enemigo, y comiendo peces y aves crudos. Tiempo después, llegaron a una isla donde los capturaron. Durante dos años, a Louie lo torturaron y lo hicieron trabajar como prisionero de guerra. Su historia se relata en el libro Invencible.

El dulce aroma de Cristo

Conocí a un hacendado que vivía cerca de Lometa, Texas. Sus dos nietos eran mis mejores amigos. Íbamos a la ciudad con él, y lo seguíamos mientras compraba y conversaba con todos. Se detenía por todas partes y preguntaba por un hijo enfermo o un matrimonio difícil, y ofrecía siempre una palabra de ánimo. Compartía pasajes de la Escritura y oraba si era el momento adecuado. Nunca me olvidaré de aquel hombre; era muy especial. No imponía su fe a nadie, pero siempre parecía dejarla por donde pasaba.

Mueve tu cerca

El vicario del pueblo no podía dormir. En plena Segunda Guerra Mundial, le había dicho a un grupo de soldados norteamericanos que no podían enterrar a su camarada fallecido en el cementerio cercado que estaba junto a su iglesia. Entonces, los hombres enterraron a su amado amigo fuera de la cerca.

A la mañana siguiente, los soldados no podían encontrar la tumba.…

De perdición a predicación

Darío era una leyenda del béisbol que casi destruye su vida con las drogas. Pero Jesús lo liberó, y hoy ayuda a otros que luchan con adicciones y los guía a la fe en Cristo. Al mirar atrás, afirma que Dios transformó su perdición en una predicación.

Instrumentos moldeados por Dios

El videojuego La leyenda de Zelda: Ocarina del tiempo ha vendido más de siete millones de copias en el mundo. También popularizó la ocarina: un instrumento musical pequeño y con forma de papa, hecho de cerámica.

Fuera del campamento

El viernes era día de mercado en el pueblo rural de Ghana donde crecí. Todavía recuerdo a una vendedora en particular. Tenía los dedos carcomidos por la lepra, así que se agachaba en su tapete y servía su producción con una calabaza ahuecada. Algunos la esquivaban, pero mi mamá se proponía comprarle algo siempre. Solo la veíamos los días de mercado. Después, desaparecía a las afueras del pueblo.

Un documento vivo

Para conmemorar la obra de su abuelo, Peter Croft escribió: «Deseo profundamente que toda persona que tome su Biblia no solo entienda sino que también experimente la Escritura como un documento vivo; igual de relevante, peligroso y emocionante hoy como hace miles de años». El abuelo de Peter era J. B. Phillips, un pastor que tradujo una nueva paráfrasis de la Biblia en inglés durante la Segunda Guerra Mundial, para lograr que la Escritura cobrara vida para los estudiantes en su iglesia.