Categoría  |  Nuestro Pan Diario

Como nuestro gran Maestro

En un video viral, una estudiante de karate de tres años imitaba a su instructor. Con pasión y convicción, la pequeña repetía con su líder el credo del estudiante. Después, imitaba todo lo que su maestro decía y hacía… ¡y le salía bastante bien!

Bendición en las lágrimas

Recibí un email de un joven que explicaba que su padre (de tan solo 63 años) estaba muy grave en el hospital y su vida pendía de un hilo. Aunque no nos conocíamos, el trabajo de su papá y mi trabajo compartían muchas intersecciones. El hijo, en un intento de animar a su padre, me pidió que le enviara un mensaje de video para alentarlo. Profundamente conmovido, grabé un breve mensaje y una oración pidiendo sanidad. Me dijeron que el hombre miró el video y levantó el pulgar con entusiasmo. Tristemente, un par de días después, el hombre falleció. Había sostenido la mano de su esposa mientras daba su último aliento.

Sustentador de bendiciones

El 15 de enero de 1919, un enorme tanque de melaza explotó en Londres. Una ola de 4,5 metros de más de 7.5 millones de litros de melaza corrieron por las calles a casi 50 km/h, arrastrando vagones, edificios, personas y animales. La melaza puede parecer inocua, pero ese día fue mortal: 21 personas murieron y más de 150 resultaron heridas.

Seguir aun agotado

«Creo que ya no puedo seguir en esto», dijo entre lágrimas mi amiga ante la abrumadora sensación de desesperanza que enfrentaba como enfermera en una crisis sanitaria global. Confesó: «Sé que Dios me ha llamado a ser enfermera, pero estoy emocionalmente exhausta». Al ver su agotamiento, respondí: «Sé que estás desesperada, pero pídele a Dios que te dé fortaleza para perseverar». Entonces, decidió orar a Dios sobre este tema específicamente; y poco después, un renovado sentido de propósito la fortaleció. No solo siguió como enfermera, sino que Dios también le dio fuerzas para ayudar a más personas en otros hospitales del país.

Siete minutos de terror

Cuando el robot Perseverance aterrizó en Marte el 18 de febrero de 2021, los que monitoreaban su llegada soportaron «siete minutos de terror». Después de viajar unos 480 millones de kilómetros, la nave tenía que realizar por sí sola un complejo procedimiento de aterrizaje. Las señales de Marte a Tierra tomaron varios minutos, así que la NASA no podía oír lo que sucedía. Estar sin contacto atemorizó al equipo que había dedicado tanto esfuerzo y recursos a la misión.

El saco rosa

Brenda iba caminando hacia la salida del centro de compras cuando un destello rosa en una vidriera la atrajo. Se detuvo y quedó sin habla ante un «colorido saco acolchado rosa». ¡A Julia le va a encantar! Su amiga y compañera de trabajo, y madre soltera, había tenido problemas financieros, y aunque Brenda sabía que Julia necesitaba un saco abrigado, estaba segura de que ella nunca gastaría dinero en comprarse algo así. Después de vacilar un poco, Brenda sonrió, tomó su billetera e hizo enviar el saco a la casa de Julia con una tarjeta anónima: «Con mucho amor». Y luego salió casi bailando hasta su auto.

Misericordia para ti y para mí

Una de las consecuencias de la pandemia de COVID-19 fue la recalada de los cruceros y la cuarentena de los pasajeros. The Wall Street Journal publicó un artículo con entrevistas a algunos de los turistas. Comentando acerca de las oportunidades de conversar que le brindó la cuarentena, un pasajero bromeó sobre cómo su esposa —que tenía una memoria excelente— pudo reflotar cada transgresión que él había cometido, ¡y sentía que ella aún no había terminado!

Amor perdonador

¡Ochenta años de matrimonio! Los tíos abuelos de mi esposo celebraron este hito asombroso el 31 de mayo de 2021. Tras un encuentro casual en 1941, cuando ella todavía estaba en la escuela secundaria, la joven pareja tenía tantos deseos de casarse que se fugó el día después de la graduación. Ambos creen que Dios los unió y los ha guiado todos estos años.

Lucha contra cosas «llamativas»

En la serie de televisión de la década de 1960, El show de Andy Griffith, un hombre le dice a Andy que debería dejar que su hijo decidiera cómo vivir, pero él no está de acuerdo. Dice: «No puedes dejar que un jovencito decida solo. Se aferrará a la primera cosa llamativa envuelta con cintas brillantes. Luego, cuando descubra que eso tiene un anzuelo adentro, ya es tarde. Las ideas equivocadas vienen envueltas con tanto brillo que es difícil convencerlos de que, a la larga, otras cosas podrían ser mejores». Conclusión: es importante que los padres sean un ejemplo de buena conducta y ayuden a «mantener lejos la tentación».

No es una pérdida

Mi amigo Ruel asistió a una reunión de exalumnos de la secundaria en la casa de un compañero. La mansión frente al mar, cerca de la Bahía de Manila, tenía lugar para 200 personas, e hizo que Ruel se sintiera insignificante.