Our Authors

ver todo

Articles by Jennifer Benson Schuldt

Una crítica amable

Durante una clase de pintura, el profesor —un artista profesional sumamente experimentado— evaluaba mi primer trabajo. En silencio y con una mano en el mentón, se paró frente a mi cuadro. Aquí viene —pensé—. Va a decir que es horrible.

¿Quién es ese?

Un hombre instaló una cámara de seguridad fuera de su casa y revisó el equipo para asegurarse de que funcionaba. Se alarmó al ver una figura fornida y vestida de negro en el patio. Observó detenidamente para ver qué hacía. Sin embargo, el intruso le resultaba conocido. Finalmente, se dio cuenta de que no era un extraño, ¡sino una grabación de sí mismo!

Sigue avanzando

Trabajar en el mundo empresarial me permitió interactuar con muchas personas talentosas y sensatas. Sin embargo, un proyecto liderado por un supervisor de otra ciudad fue una excepción. Cada semana, cuando él hablaba por teléfono, criticaba duramente nuestro trabajo y pedía que nos esforzáramos más. Esos roces me dejaban desanimada y temerosa, y a veces, quería abandonar.

Inmune al congelamiento


Un día, mis hijos me rogaron que los dejara andar en trineo en la nieve. La temperatura rondaba los -18 °C. Después de pensarlo, les dije que sí, pero les pedí que se abrigaran, se mantuvieran juntos y entraran en 15 minutos.


Un ayudador constante

Después de que una lesión en la médula espinal lo dejó paralítico, Martín decidió volver a la escuela para conseguir su maestría. La madre lo ayudó a lograr su objetivo. Se sentaba con él en todas las clases y grupos de estudio, tomando notas y entregando sus monografías. Incluso subió al escenario cuando él recibió el diploma. Lo que parecía imposible se hizo posible con la ayuda práctica y constante que Martín recibió.

Fuente de sabiduría

Un hombre demandó a una mujer, aduciendo que ella tenía su perro. En el tribunal, ella le dijo al juez que el perro no podía ser de él e indicó dónde lo había comprado. La identidad del verdadero dueño se conoció cuando el juez liberó al animal. Moviendo la cola, ¡corrió directamente hacia el hombre!

Imposible de retener

Mientras nadaba en el Golfo de México, Caitlyn se encontró con un tiburón que la atacó. Para defenderse, ella le pegó un puñetazo en la nariz, y el depredador abrió las fauces y se fue nadando, derrotado. Aunque la mordida le causó múltiples heridas y más de 100 puntos, el tiburón no pudo retener a Caitlyn.

Ser sinceros con Dios

Inclino la cabeza, cierro los ojos y empiezo a orar: Querido Señor, vengo a ti como tu hija. Reconozco tu poder y bondad… De repente, abro los ojos, recordando que mi hijo no terminó la tarea de historia que debe entregar mañana. Como a la tarde tiene un partido de básquet, lo imagino despierto hasta medianoche para completar el proyecto. Entonces, ¡me preocupo porque la fatiga puede ponerlo en riesgo de contraer una gripe!

Amor radical

Una semana antes de su boda, el compromiso de Sara se rompió. A pesar de su tristeza y desilusión, decidió no desperdiciar la comida que había comprado para la fiesta, y cambió de planes: quitó la mesa de regalos y modificó la lista de invitados, convocando a la celebración a residentes de refugios locales para personas sin hogar.

¿Cómo es Dios?

Para celebrar una fecha especial, mi esposo me llevó a una galería de arte y dijo que podía elegir un cuadro, para regalármelo. Escogí uno pequeño de un arroyo que corría por un bosque. La corriente ocupaba casi toda la tela, así que gran parte del cielo no se veía. No obstante, el reflejo en el agua revelaba dónde estaban el sol, las copas de los árboles y la atmósfera brumosa. La única manera de «ver» el cielo era mirando la superficie del agua.