Categoría  |  Nuestro Pan Diario

Llamado y equipado por Dios

«Tu tarea para la exposición internacional del libro —me informó mi jefe— es organizar allí un programa de radio». Sentí temor porque era territorio nuevo para mí, y oré: Dios, nunca hice algo así. Ayúdame.

Un cambio de recinto

Mi amiga Joann murió de un síncope justo cuando el coronavirus empezó a difundirse en 2020. Al principio, su familia publicó que la reunión de recordación sería en su iglesia, pero luego decidió que sería mejor en una funeraria, para controlar la cantidad de gente. El aviso en línea decía: «Joann Warners: cambio de recinto».

Obra maestra de Dios

En julio de 2022, los científicos aguardaban las primeras imágenes del espacio profundo del nuevo telescopio de última generación James Webb Space, que puede ver más allá de lo que la humanidad ha visto jamás. De repente, emerge una imagen asombrosa: una imagen en color de la Nebulosa Carina. Un astrónomo de la NASA citó a Carl Sagan, un desatacado ateo: «En algún lugar, algo increíble está esperando ser descubierto».

Mentiras y verdad

Adolfo Hitler creía que las grandes mentiras eran más poderosas que las pequeñas; y trágicamente, su teoría demostró ser exitosa. Al comienzo de su carrera política, declaró estar contento de apoyar las aspiraciones de otros. Cuando llegó al poder, dijo que su partido no intentaba perseguir a nadie. Más tarde, usó los medios de comunicación para describirse como figura de un padre y líder moral.

Alegría y sabiduría

Fragantes cerezos en flor inundan Japón con tonos rosados intensos todas las primaveras, para deleite de residentes y turistas. La brevedad de la vida de los brotes genera una conciencia de disfrutarlo mientras dure, lo que eleva el impacto de tal experiencia. Así denominan ellos este disfrute intencional de algo que cambiará rápidamente: «profundo patetismo de las cosas».

Una voz solitaria

Tras la Conferencia de Paz de París que puso fin a la Primera Guerra Mundial, el mariscal francés Ferdinand Foch dijo amargado: «Esto no es paz. Es un armisticio por veinte años», contradiciendo la opinión popular de que aquella era «la guerra para terminar con todas las guerras». Veinte años y dos meses después, se desató la Segunda Guerra Mundial. Foch tenía razón.

Dejar un legado espiritual

De adolescentes, mi hermana y yo no entendíamos la decisión de mamá de recibir a Jesús como su Salvador, pero no podíamos negar los cambios que vimos en ella. Tenía más paz y alegría, y empezó a servir fielmente en la iglesia. Su deseo de estudiar la Biblia la llevó a asistir a un seminario y graduarse. Años después, mi hermana aceptó a Cristo y empezó a servirlo. Y a los pocos años, yo hice lo mismo. Mucho después, mi padre se unió a nosotros en nuestra fe. La decisión de mi mamá por Cristo generó un efecto dominó en nuestro núcleo familiar y otros parientes.

No darse por vencido en Cristo

En la obra clásica de J. R. Tolkien, La comunidad del anillo, cuando Gandalf confronta a Saruman, queda claro que este había abandonado lo que supuestamente debía hacer: ayudar a proteger Tierra Media del poder de Sauron, el ser maligno. Y no solo eso, ¡se había aliado con Sauron! Entonces, los examigos entablaron una batalla épica del bien contra el mal. ¡Si tan solo Saruman no se hubiese dado por vencido y hecho lo que sabía que era correcto!

Tratar de salvarnos

Hace muchos años, la ciudad de Nueva York lanzó una campaña publicitaria —«Mantenerse seguro. Quedarse quieto»— para enseñarle a la gente a permanecer calmada y segura al quedar atrapada en un ascensor. Los expertos informaban que algunas personas habían muerto al tratar de abrir forzadamente la puerta o intentar salir por otros medios. Lo mejor es simplemente usar el botón de alarma y esperar que llegue la ayuda.

Desiertos florecientes

Hace un siglo, un bosque frondoso cubría alrededor del 40 % de Etiopía, pero hoy apenas un 4 %. Esta poda para cultivos, sin proteger los árboles, ha generado una crisis ecológica. La vasta mayoría de superficies verdes que quedan están protegidas por iglesias. Durante siglos, las iglesias Tewahido Ortodoxas Etíopes han nutrido esos oasis en medio del desierto árido. Imágenes aéreas muestran islas verdes rodeadas de arena marrón. Los líderes de las iglesias insisten en que cuidar los árboles es parte de obedecer a Dios como mayordomos de su creación.