Categoría  |  Nuestro Pan Diario

Vencer la envidia

En la película Amadeus, el compositor Antonio Salieri interpreta algo de su música para un sacerdote, el cual confiesa avergonzado que no la reconoce. «¿Y esta?», dice Salieri, tocando una conocida melodía. «No sabía que usted escribió esa», dice el sacerdote. «Yo no —respondió Salieri—, ¡fue Mozart!». Los espectadores descubren que el éxito de Mozart había causado una profunda envidia en Salieri, al punto de tener que ver con su muerte.

Jesús es nuestra paz

El monje Telémaco vivió una vida tranquila, pero su muerte a finales del siglo iv cambió el mundo. Visitando Roma, saltó la pared a la arena del anfiteatro para intentar detener a los gladiadores que participaban de aquel sangriento deporte, para que no se mataran; pero la multitud descontrolada lo apedreó hasta matarlo. No obstante, el emperador Honorio se conmovió ante su actuar y decretó el final de la práctica de esos juegos de 500 años de antigüedad.

El amor de Dios es más fuerte

En 2020, Alyssa Mendoza recibió un sorprendente email de su padre con instrucciones sobre qué hacer por su madre en su 25.° aniversario de casados. ¿Por qué fue extraño? Su padre había fallecido diez meses antes. Alyssa descubrió que él lo había escrito y programado para enviarlo mientras estaba enfermo, sabiendo que quizá ya no estaría. También había arreglado y pagado para que le enviaran flores a su esposa para su cumpleaños, futuros aniversarios y días de San Valentín de los años siguientes.

El gozo que Dios da

Cuando Marcia está en público, siempre trata de sonreírles a los demás. Es su manera de alcanzar a quienes tal vez necesiten ver un rostro amigable. Casi siempre, le devuelven la sonrisa. Pero en una época en la que ordenaron llevar una máscara, se dio cuenta de que la gente no podía verle la boca, y en consecuencia, su sonrisa. Es triste —pensó—, pero seguiré haciéndolo. Tal vez vean en mis ojos que estoy sonriendo.

Florecer para Cristo

No fui sincera sobre los tulipanes. Mi hija menor me trajo de regalo de Ámsterdam un paquete con bulbos de tulipanes, así que mostré un gran entusiasmo cuando los recibí, tanto como el de volver a reunirme con ella. Pero los tulipanes son las flores que menos me gustan. Florecen muy ponto y se marchitan rápido.

De oración y estrellas

Lara y David querían desesperadamente tener un bebé, pero el médico les dijo que no podían. Ella le confesó a una amiga: «Estoy teniendo conversaciones muy sinceras con Dios». Pero después de una de esas «charlas» con Dios, la pareja habló con su pastor, quien les habló sobre el ministerio de adopción de la iglesia. Al año siguiente, fueron bendecidos con un bebé adoptivo.

Dios nos lleva en sus brazos

En 2019, el huracán Dorian arrasó Bahamas, considerado el peor desastre natural de la historia del país. Refugiado en su casa con su hijo adulto paralítico cerebral, Bernardo sabía que debía irse. Aunque era ciego, tenía que salvar a su hijo. Con cuidado, lo colocó sobre sus hombros y salió, y con el agua hasta el mentón, lo llevó en sus brazos hasta un lugar seguro.

La sinfonía más maravillosa

Cuando la BBC Music Magazine preguntó a 151 de los principales directores de orquesta del mundo que enumeraran lo que consideraban las 20 sinfonías más maravillosas, la Tercera de Beethoven, Heroica, encabezó la lista. Fue escrita durante la agitación política de la Revolución Francesa, pero también surgió de la propia lucha de Beethoven mientras perdía lentamente la audición. Evoca los vaivenes emocionales extremos de lo que significa ser humano al enfrentar desafíos. Con sus oscilaciones entre felicidad, tristeza y final triunfo, se la considera un tributo inmortal al espíritu humano.

Buscar la ayuda de Dios

A finales del siglo xix, durante cinco años, las langostas arrasaban las plantaciones en Minnesota. Los granjeros trataban de atraparlas con brea y quemaban sus campos para matar los huevos. Desesperados y al borde de morir de hambre, muchos buscaron tener un día de oración en todo el estado, ansiando buscar juntos la ayuda de Dios. El gobernador accedió, y dedicó el 26 de abril para orar.

Cristianismo auténtico

Hace años, solicité empleo en una organización cristiana, y me dieron una lista de reglas sobre el uso del alcohol, el tabaco y ciertas formas de entretenimiento. La explicación era que esperaban que sus empleados tuvieran un comportamiento cristiano. Podía cumplir con la lista porque, por razones no relacionadas mayormente con la fe, no hacía esas cosas, pero mi lado argumentativo pensó: ¿Por qué no tienen una lista sobre no ser arrogante, insensible, áspero, espiritualmente indiferente y crítico? De eso, nada.