Our Authors

ver todo

Articles by Leslie Koh

Una espera que vale la pena

Atrapado en un trabajo estresante con demasiadas horas y un jefe poco razonable, Jaime soñaba con dejarlo. Sin embargo, tenía una hipoteca, una esposa y un hijo pequeño que cuidar. Su esposa le recordó: «Esperemos y veamos qué nos dará Dios».

Aceptado y aprobado

De niño, Tomy se sentía inseguro. Buscaba la aprobación de su padre, pero nunca la recibía. Parecía que todo lo que hacía, fuera en la escuela o en casa, nunca era suficientemente bueno. Incluso al llegar a la madurez, la inseguridad persistía. Se preguntaba continuamente: ¿Valdré algo?

Por el bien de los demás

Durante la pandemia de COVID-19, muchos en Singapur se quedaron en su casa para no contagiarse, pero yo seguí yendo a nadar, creyendo que era seguro. Pero mi esposa temía que me contagiara en una piscina pública y le pasara el virus a mi suegra, la cual, por su edad, era más vulnerable. «¿No podrías dejar de nadar por un tiempo, por mi bien?», preguntó.

Ayuda del Espíritu Santo

Aunque mis compañeros y yo solíamos faltar a una que otra clase en la universidad, nadie faltaba a la del profesor Cris la semana antes de los exámenes de fin de año. Allí, siempre daba pistas importantísimas sobre las preguntas que aparecerían en el examen.

Cada aliento

Cuando Tee Unn contrajo una rara enfermedad autoinmune que debilitó todos sus músculos y casi lo mata, se dio cuenta de que respirar era un regalo. Por más de una semana, una máquina tuvo que bombear aire a sus pulmones varias veces por minuto, lo cual fue una parte dolorosa de su tratamiento.

El tictac del reloj

Unos obreros estaban cortando hielo de un lago congelado y almacenándolo en un pozo de nieve, cuando uno de ellos se dio cuenta de que había perdido su reloj. Todos lo buscaron, pero fue en vano.

El camino largo

A medida que sus compañeros de trabajo eran ascendidos, Benjamín no podía evitar sentir un poco de envidia. Pero decidió dejar su carrera en manos de Dios y hacer bien su tarea.

Un desvío riesgoso

Qué pérdida de tiempo, pensó Julia. Su agente de seguros insistía en volver a reunirse. Sabía que sería otro aburrido lanzamiento de ventas, pero decidió aprovecharlo al máximo, buscando una oportunidad de hablar de su fe.

Unidos en la separación

Asignado a un proyecto con su amigo Toni, Aldo enfrentó un gran desafío: ambos tenían ideas diferentes sobre cómo abordarlo. Aunque respetaban las opiniones el uno del otro, sus enfoques eran tan distintos que el conflicto parecía inminente. Sin embargo, antes de que surgiera, acordaron tratar las diferencias con su jefe, quien los puso en equipos separados. Terminó siendo una…

¿Está Dios allí?

Lila estaba muriendo de cáncer, y su marido no podía entender por qué un Dios amoroso permitía que su esposa sufriera. Ella había servido fielmente al Señor, enseñando la Biblia y aconsejando a muchos. «¿Por qué permites que pase esto?», clamaba. Sin embargo, seguía fiel en su andar con Dios.

«Entonces, ¿por qué sigues creyendo en Él? —le pregunté con franqueza—.…