Categoría  |  Nuestro Pan Diario

Es fácil ser ingrato

Flip, flap, flip, flap.

Flores de hielo

Wilson Bentley estaba fascinado con la compleja belleza de los copos de nieve. Cautivado, los observaba a través de un microscopio que su madre le había dado y hacía cientos de bocetos de sus increíbles diseños, pero se derretían demasiado rápido como para captarlos en detalle. Varios años más tarde, en 1885, tuvo una idea. Conectó una cámara de fuelle al microscopio y, después de muchos intentos, tomó la primera de cinco mil fotografías de un copo de nieve, cada uno con un diseño único. Los describía como «pequeños milagros de belleza» o «flores de hielo».

Conocimiento sin digerir

En su libro sobre el lenguaje, el diplomático británico Lancelot Oliphant (1881-1965) señala que muchos estudiantes responden bien en una prueba, pero no ponen en práctica esas mismas lecciones. «Este conocimiento sin digerir no sirve demasiado», declaró Oliphant.

Apaga el marcador

En la fiesta de bodas de su hijo, mi amigo Roberto les ofreció consejo y ánimo a los recién casados. En su discurso, habló de un entrenador de fútbol que, cuando su equipo perdía un partido, mantenía el resultado en el marcador toda la semana para recordarles su fracaso. Aunque esta puede ser una buena estrategia deportiva, Roberto señaló sabiamente que es terrible para el matrimonio. Cuando tu cónyuge te irrita o te falla de alguna manera, no marques constantemente el error. Apaga el marcador.

Jesús sobre todas las cosas

Un día, el hijo de mi amiga decidió ponerse una camiseta deportiva sobre el uniforme escolar. Quería mostrar su apoyo a su equipo favorito que jugaría un partido importante esa noche. Antes de salir de su casa, se colocó algo sobre la camiseta: una cadena con un dije que decía «Jesús». Su acción sencilla ilustró una verdad más profunda: el Señor merece el primer lugar sobre todo lo demás en nuestra vida.

Menú secreto

La «Montaña de carne» es un súper sándwich relleno de seis clases de carne. Pero, a pesar de su originalidad, no aparece en ningún menú. El sándwich representa una moda de platos conocidos solo en las redes sociales o por transmisión oral. Al parecer, la competencia está llevando a los restaurantes de comida rápida a ofrecer un menú secreto, conocido solo por ciertos clientes.

No hay marcha atrás

No pude deshacer mis acciones. Una mujer había estacionado su auto y me impedía llegar al surtidor de combustible. Se bajó a dejar algunos objetos para reciclar y, como yo no tenía ganas de esperar, hice sonar la bocina. Irritada, retrocedí y di la vuelta por otro lado. De inmediato, me sentí mal por ser impaciente y no querer esperar treinta segundos (como mucho) a que avanzara. Le pedí perdón a Dios. Sí, la mujer tendría que haber estacionado en el lugar designado, pero yo podría haber mostrado bondad y paciencia en lugar de dureza. Por desgracia, ya era demasiado tarde para disculparme… la mujer se había ido.

La fábrica de tristeza

Siempre fui aficionado de los Browns de Cleveland, un equipo de fútbol americano, y como tal, experimenté varias desilusiones. Aunque mi equipo nunca ha jugado la Super Bowl, los Browns tienen aficionados fieles que siguen al equipo a todos lados. Pero, como suelen terminar desilusionados, muchos ahora se refieren al estadio sede como «la fábrica de tristeza».

Lo que será

Tú y yo tenemos algo en común. Vivimos en un mundo contaminado y confundido, y nunca conocimos otra cosa. Sin embargo, Adán y Eva podían recordar cómo era el mundo cuando Dios lo creó: libre de muerte, dificultades y dolor (Génesis 3:16-19). En el Edén, antes de la caída, el hambre, el desempleo y la enfermedad no existían. Nadie cuestionaba el poder creador de Dios o su plan para las relaciones humanas.

Un líder servicial

En las sociedades africanas tradicionales, la sucesión al liderazgo es una decisión importante. Cuando un rey muere, se selecciona con gran cuidado al próximo soberano. Además de ser de la familia real, el sucesor tiene que ser fuerte, valiente y sensible. No solo debe ser alguien que lidere, sino que también lo haga con una actitud servicial.

Tesoro escondido

Mi esposo y yo leemos de maneras diferentes. Como el inglés no es su idioma materno, suele leer lentamente, palabra por palabra. Yo muchas veces leo rápidamente, como al pasar. Pero él retiene más que yo. Con facilidad, puede citar algo que leyó hace una semana, mientras que yo olvido lo que leí segundos después de quitar la mirada de la pantalla o el libro.

Dejar un legado

Cuando un capataz murió en un accidente, el amor de este hombre por los demás generó una abrumadora sensación de pérdida. Como su iglesia no tenía espacio para tantas personas, se realizó el funeral en un edificio mucho más grande. ¡Los amigos y familiares llenaron el auditorio! Aquel hombre había tocado muchas vidas de manera singular. Muchos extrañarían su bondad, su sentido del humor y su entusiasmo por la vida.

Orar siempre y no desmayar

¿Estás atravesando uno de esos momentos en que, cada vez que intentas resolver un problema, encuentras una nueva dificultad? Por la noche, agradeces a Dios por su intervención; pero, al despertar, descubres que otra cosa salió mal y el problema sigue en pie.

Vino a buscarte

En sus novelas El proceso y El castillo, Franz Kafka (1883-1924) describe la vida como una existencia deshumanizada que torna a las personas en un mar de rostros vacíos, sin identidad ni valía. Escribe: «La cinta transportadora de la vida te lleva, quién sabe adónde. Uno se transforma en un objeto, una cosa, en lugar de una criatura viviente».

La mención de su nombre

Cuando el solista empezó a cantar, la congregación lo escuchó en silencio y atentamente. Su encantadora voz de barítono expresaba las conmovedoras palabras de una antigua canción de Gordon Jensen, cuyo título transmite una verdad que se torna más preciosa a medida que maduramos: «Él está tan cerca como la mención de su nombre».