Our Authors

ver todo

Articles by Tim Gustafson

Ni un solo gorrión

Mi madre, tan digna y correcta toda su vida, estaba ahora en la cama de un geriátrico, cautiva de la ancianidad debilitante. Su estado en deterioro contrastaba con el hermoso día primaveral que danzaba tentador al otro lado de la ventana.

¿Defender a Dios?

Las pegatinas antiDios del auto le llamaron la atención a un profesor universitario. Como había sido ateo, el profesor pensó que, quizá, el dueño quería enojar a los creyentes. «El enojo ayuda al ateo a justificar su ateísmo», explicó. Después, advirtió: «Demasiadas veces, el ateo obtiene exactamente lo que busca».

Solo un toque

A Kiley le encantó la idea de ir a una zona remota de África oriental para ayudar en una misión médica, pero estaba intranquila. No tenía experiencia médica. Aun así, podía proporcionar primeros auxilios.

El don de dar

Un pastor le propuso un desafío inquietante a su iglesia: «¿Qué sucedería si le diéramos a alguien necesitado el abrigo que estamos usando?». Entonces, se sacó su propio abrigo y lo colocó al frente de la iglesia. Decenas de otras personas siguieron su ejemplo. Esto fue durante el invierno, así que el viaje a casa no fue muy cómodo ese día. Sin embargo, para muchas personas necesitadas, esto significó un cálido abrazo.

La valentía de Kossi

Mientras esperaba bautizarse en Togo, Kossi se inclinó a levantar una figura de madera. Su familia había adorado el objeto por generaciones. Ahora, observaron cómo él lo arrojaba a una pira preparada para la ocasión. Ya no sacrificarían sus mejores pollos a ese dios.

Dos retratos

L a orgullosa abuela sostenía con fuerza dos fotografías mientras las mostraba a sus amigos en la iglesia. Una era de su hija, en Burundi, África. La otra, de su nieto recién nacido. Sin embargo, la hija no sostenía al bebé, ya que había muerto al dar a luz.

Todo de mí

Al joven Isaac Watts no lo satisfacía la música de la iglesia; entonces, su padre lo desafió a escribir algo. Y lo hizo. Su himno La cruz sangrienta al contemplar es unos de los himnos evangélicos más conocidos, traducido a muchos idiomas.

Mentiritas y gatitos

L a madre vio que Elías, de cuatro años, se alejaba corriendo de los gatitos recién nacidos. Ella le había dicho que no los tocara. Entonces, le preguntó: «Elías, ¿tocaste los gatitos?».

La muerte de la duda

Catalogar a Tomás como «el discípulo que dudó» (ver Juan 20:24-29) no es justo. ¿Cuántos habríamos creído que nuestro ejecutado líder había resucitado? Deberíamos llamarlo «Tomás el valiente», ya que demostró un coraje impresionante mientras Jesús disponía intencionalmente los hechos que llevarían a su muerte.

¿Cuál es la ocasión?

L a alegre carita del niño de cuatro años asomaba por debajo de su suéter favorito. ¡La capucha con forma de lagarto terminaba en quijadas que parecían tragarle la cabeza! La madre quedó pasmada, ya que quería que su familia causara una buena impresión frente a los amigos que hacía mucho que no veían.

Temas relacionados

> Estudios bíblicos

«El mayor regalo»

ESTALAGEM

Un diario de Calcuta, India, relata la entrevista entre un pastor evangélico y un joven brahmán. Durante la conversación, el joven dijo: «Encuentro en el cristianismo muchas doctrinas que también están en el hinduismo. Sin embargo, ustedes tienen algo en su religión que nosotros no tenemos». «¿Y qué tenemos nosotros que no se encuentra en el hinduismo?», preguntó el pastor.…

¿Está todo bien?

Él comenzó a garabatear algunas palabras en un papel. De repente, desvió su mirada hacia un costado y encontró una pequeña nota escrita por su esposa. Cerro sus ojos e imágenes de la memoria lo visitaron: su hijo, de apenas cuatro años, estaba acostado en la cama a causa de una fiebre fatal. Las imágenes lo transportaron a su ciudad,…

La celebración de la majestad de un árbol

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.—1 Corintios 12:4-6

> Formulario de pedido

NPD por email: Otros países

[iframe src="http://www.pages03.net/rbcministries/ODBESdevotionalsign-up" width="100%" height="300"]

 

Al enviarnos tu dirección de correo electrónico y domicilio, nos permitirás informarte y actualizarte a través de este medio virtual o por correo postal sobre el ministerio. De este modo, podremos comunicarte el lanzamiento de nuestros últimos proyectos y materiales bíblicos.

NPD por email: Países con oficinas

[contact-form-7 id="9263" title="E-ES100 ODB Countries"]
 

Al enviarnos tu dirección de correo electrónico y domicilio, nos permitirás informarte y actualizarte a través de este medio virtual o por correo postal sobre el ministerio. De este modo, podremos comunicarte el lanzamiento de nuestros últimos proyectos y materiales bíblicos.

> Noticias y blog

Cuando la tragedia golpea

 

A través de la Misión CUNEV y de su encargado, Josías Rojas, pudimos acompañar a los damnificados por el huaico en Chosica y Huarmey en Perú. La ayuda no solo fue física sino que repartimos los devocionales y libros de Nuestro Pan Diario a través de los cuales el Señor pudo llegar a los corazones de muchas personas.

Además,…

Estudiante de salud lleva NPD a comunidades de Honduras

 

Xiomara Castro, una estudiante de Bachillerato en Salud del Instituto en la jornada noctura en Honduras, est estudiando para aprender a alcanzar a comunidades mediante medidas preventivas contra el Zika, el Dengue, la Malaria, etc. Forma parte tambin de Cruzada Estudiantil, quienes la ayudan espiritualmente. As es como Nuestro Pan Diario se involucra, entregando una edicin introductoria para utilizar…

Evangelismo en altura

 

Ticlio Chico es una pequeña localidad a 300 metros a nivel del mar, que se encuentra en Lima, Perú y está conformado por 18 asentamientos construidos con materiales muy precarios, sin acceso al agua ni a los desagües.

Es un lugar de mucha necesidad, sobre todo en los meses de más frío, ya que gracias a la precariedad de…

> Nuestro Andar Diario (Diario Universitario)

Él adiestra mis manos

Cuando David Wood jugaba para el Taugrés de Baskonia, estuve con él en la final de la Copa de Baloncesto de España. Antes de un partido, leyó el Salmo 144:1: «Bendito sea el Señor, mi roca, quien adiestra mis manos para la batalla, y mis dedos para la guerra». Luego, me miró y dijo: «¿Ves? ¡Es como si Dios hubiese escrito este versículo justo para mí!…

Frases enfurecidas

Es probable que los vecinos no supieran qué pensar cuando me vieron por la ventana un día de invierno, parada frente al garaje con una pala en las manos y golpeando ferozmente un bloque de hielo en la alcantarilla. Con cada golpe, vociferabafrases temáticas: «no puedo hacerlo»; «no esperen que lo haga»; «no tengo suficiente fuerza». Además de cuidar niños y tener otras responsabilidades, debía lidiar…

Porque le pertenezco a Dios

¿Alguna vez has trazado una línea alrededor de tu vida y
has dicho, «Ya no avanzaré más. Le pertenezco a Dios y
voy a vivir a la manera de Él?
Eso es lo que significa ser santo. 2 Corintios 6:16-17 describe
la santidad como estar «separado.» El apóstol Pablo escribió,
«Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios…

> Nuestro Pan Diario

Esperar y ofrecer misericordia

Cuando me quejé por cómo me afectaban las decisiones pecaminosas de una amiga, la mujer con la que oraba todas las semanas respondió: «Oremos por todas nosotras».

Honor en todo momento

Siempre me llamó la atención el cambio de la guardia en la Tumba al Soldado Desconocido en el Cementerio Nacional de Arlington. La ceremonia con una esmerada coreografía es un tributo a los soldados cuyos nombres y sacrificio «solo Dios conoce». Igualmente conmovedor es ver a los que caminan por allí cuando las multitudes ya no están: van y vienen, día tras día, incluso con mal clima.

Ni un solo gorrión

Mi madre, tan digna y correcta toda su vida, estaba ahora en la cama de un geriátrico, cautiva de la ancianidad debilitante. Su estado en deterioro contrastaba con el hermoso día primaveral que danzaba tentador al otro lado de la ventana.