Our Authors

ver todo

Articles by Alyson Kieda

Si hubiese sabido…

Mientras conducía al trabajo, escuché una hermosa canción que preguntaba: Si pudieras volver atrás, sabiendo lo que ahora sabes, ¿qué le dirías a tu yo más joven? Al escucharla, pensé en los bocadillos de sabiduría y advertencia que podría darle a la versión más joven y menos sabia de mí. En algún momento de nuestra vida, la mayoría nos hemos preguntado cómo podríamos haber actuado de otro modo… si tan solo pudiéramos hacer todo de nuevo.

Un poquito del paraíso

Por la ventana de mi oficina, escucho las aves cantar y veo las hojas de los árboles moverse con el delicado susurro del viento. Fardos de heno salpican el campo recién cultivado de mi vecino, mientras grandes nubes blancas contrastan con el claro cielo azul.

De la tristeza al gozo

El embarazo de Kelly empezó a complicarse y, después de un largo trabajo de parto, los médicos decidieron hacerle una cesárea. Sin embargo, Kelly olvidó pronto su dolor al sostener en sus brazos a su bebé. La alegría había desplazado la angustia.

Vestidos del Señor

En su libro Wearing God [Vestidos de Dios], Lauren Winner dice que nuestra ropa puede comunicar quiénes somos. Lo que nos ponemos puede indicar una carrera, una comunidad o identidad, estados de ánimo o condición social. Piensa en una camiseta con un eslogan, un traje formal, un uniforme o pantalones vaqueros engrasados, y lo que esa ropa revela. Winner escribe: «Es interesante que, con una prenda, los cristianos puedan hablar de Jesús a otros sin pronunciar palabra».

Un corazón gozoso

La melodía favorita de mi nieta es una marcha de John Philip Sousa. Sousa, el «rey de las marchas», fue un compositor de fines del siglo xix. Moriah no está en una banda musical; tiene solo 20 meses de vida. Simplemente, le encanta la melodía y hasta puede tararear algunas notas. La asocia con momentos de alegría. Cuando nuestra familia se reúne, solemos canturrear esta canción mientras aplaudimos, y los nietos bailan o desfilan al ritmo de la melodía. Siempre termina con niños mareados y muchas risas.

¡Muy bien!

Hace poco, tuve uno de esos días que parecen tener un tema en común. Nuestro pastor empezó su sermón sobre Génesis 1 con dos minutos de fotografía secuencial de bellísimos capullos que florecían. Después, en casa, observé varias publicaciones de flores en las redes sociales. Más tarde, mientras paseaba por el bosque, vi toda clase de flores silvestres: aristoloquias, caléndulas y lirios silvestres.

Tiempo juntos

Camino a casa, después de la boda de un familiar, mi mamá me preguntó por tercera vez qué novedades había en mi trabajo. Una vez más, repetí algunos de los detalles, como si fuera la primera vez que se los contaba, mientras me preguntaba cómo podía lograr que mis palabras fueran más recordables. Mi mamá tiene Alzheimer, una enfermedad que va destruyendo la memoria, puede afectar la conducta y termina en la pérdida del habla… y más.

El remedio para los celos

Durante una visita de mis nietos, les pregunté qué habían hecho el fin de semana. Bridger, de tres años de edad, contó que lo habían dejado pasar la noche con sus tíos… ¡y había tomado helado y andado en un carrusel y mirado una película! Después, fue el turno de su hermano de cinco años, Samuel. Cuando le pregunté qué había hecho, contestó: «Acampé». «¿Te divertiste?», pregunté. «No tanto», respondió, apesadumbrado.

Salmos de campamento

Cuando mi esposo y yo vamos a caminar al aire libre, llevamos la cámara y sacamos primeros planos de las plantas a nuestros pies, que son como microcosmos. Qué maravillosa variedad y belleza vemos, ¡incluso en los hongos que salpican los bosques con pinceladas de naranja, rojo y amarillo!

Temas relacionados

> Estudios bíblicos

«El mayor regalo»

ESTALAGEM

Un diario de Calcuta, India, relata la entrevista entre un pastor evangélico y un joven brahmán. Durante la conversación, el joven dijo: «Encuentro en el cristianismo muchas doctrinas que también están en el hinduismo. Sin embargo, ustedes tienen algo en su religión que nosotros no tenemos». «¿Y qué tenemos nosotros que no se encuentra en el hinduismo?», preguntó el pastor.…

¿Está todo bien?

Él comenzó a garabatear algunas palabras en un papel. De repente, desvió su mirada hacia un costado y encontró una pequeña nota escrita por su esposa. Cerro sus ojos e imágenes de la memoria lo visitaron: su hijo, de apenas cuatro años, estaba acostado en la cama a causa de una fiebre fatal. Las imágenes lo transportaron a su ciudad,…

La celebración de la majestad de un árbol

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.—1 Corintios 12:4-6

> Formulario de pedido

NPD por email: Otros países

[iframe src="https://www.pages03.net/rbcministries/ODBESdevotionalsign-up" width="100%" height="300"]

 

Al enviarnos tu dirección de correo electrónico y domicilio, nos permitirás informarte y actualizarte a través de este medio virtual o por correo postal sobre el ministerio. De este modo, podremos comunicarte el lanzamiento de nuestros últimos proyectos y materiales bíblicos.

NPD por email: Países con oficinas

[contact-form-7 id="9263" title="E-ES100 ODB Countries"]
 

Al enviarnos tu dirección de correo electrónico y domicilio, nos permitirás informarte y actualizarte a través de este medio virtual o por correo postal sobre el ministerio. De este modo, podremos comunicarte el lanzamiento de nuestros últimos proyectos y materiales bíblicos.

> Noticias y blog

Payasiervos: Llevando alegría a zonas de desastres naturales

En coordinación con el pastor José Rojas, se pudo hacer llegar los libritos “Cuando la tragedia golpea” a un pueblo ubicado en la ciudad de Paita en la zona norte de Perú, la cual fue afectada por desastres naturales. El pastor con el grupo de servidores llamados “Payasiervos” (hermanos que se disfrazan de payasos para alcanzar con el evangelio a…

Evangelismo en Oxapampa (ceja de selva de Perú)

Con motivo de los días feriados en los que se celebraron los 196 años de independencia de Perú, el ministerio de jóvenes de la Alianza Cristiana de Miraflores realizó un viaje de servicio al departamento de Pasco, ubicado en la sierra central del Perú.
Se realizaron diversas actividades de apoyo en conjunto con la Iglesia Eben-Ezer, las cuales incluyeron: campaña…

Presas llenas de esperanza

Qué hermoso es ver los rostros de las presas de la Carcel de Mujeres de Tegucigalpa, Honduras, llenos de júbilo y esperanza por recibir a Cristo en sus corazones.

Luego de esta decisión tan importante en sus vidas, han recibido una Biblia y un devocional de NPD para crecer en su caminar con Dios.

Es bueno saber que estamos siendo…

> Nuestro Andar Diario (Diario Universitario)

Él adiestra mis manos

Cuando David Wood jugaba para el Taugrés de Baskonia, estuve con él en la final de la Copa de Baloncesto de España. Antes de un partido, leyó el Salmo 144:1: «Bendito sea el Señor, mi roca, quien adiestra mis manos para la batalla, y mis dedos para la guerra». Luego, me miró y dijo: «¿Ves? ¡Es como si Dios hubiese escrito este versículo justo para mí!…

Frases enfurecidas

Es probable que los vecinos no supieran qué pensar cuando me vieron por la ventana un día de invierno, parada frente al garaje con una pala en las manos y golpeando ferozmente un bloque de hielo en la alcantarilla. Con cada golpe, vociferabafrases temáticas: «no puedo hacerlo»; «no esperen que lo haga»; «no tengo suficiente fuerza». Además de cuidar niños y tener otras responsabilidades, debía lidiar…

Porque le pertenezco a Dios

¿Alguna vez has trazado una línea alrededor de tu vida y
has dicho, «Ya no avanzaré más. Le pertenezco a Dios y
voy a vivir a la manera de Él?
Eso es lo que significa ser santo. 2 Corintios 6:16-17 describe
la santidad como estar «separado.» El apóstol Pablo escribió,
«Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios…

> Nuestro Pan Diario

Amor de otra clase

Una de mis iglesias favoritas comenzó hace años como un ministerio con exprisioneros que se estaban reinsertando en la sociedad. Ahora, crece con personas de todas las esferas de la vida. Me encanta esa iglesia porque me recuerda lo que imagino que será el cielo: lleno de diferentes clases de personas, todos pecadores redimidos, todos unidos por el amor de Jesús.

Tu lugar seguro

Mi hija y yo estábamos preparándonos para ir a una reunión familiar. Como ella estaba nerviosa por el viaje, me ofrecí para conducir. «Está bien. Pero me siento más segura en mi auto. ¿Puedes conducirlo?», preguntó. Supuse que prefería su vehículo porque era más grande que el mío, así que respondí: «¿El mío es demasiado chico?», a lo que contestó: «No, es que mi auto es mi “lugar seguro”; y no sé por qué me siento protegida».

Una belleza interminable

Me encanta contemplar el Gran Cañón del Colorado. Cada vez que me acerco a la orilla, descubro nuevas pinceladas de la mano creadora de Dios que me dejan sin aliento.