Our Authors

ver todo

Articles by Peter Chin

El poder del ánimo

Cuando era niño, Benjamin West intentó dibujar un retrato de su hermana, pero le salió todo mal. Su madre vio su dibujo, lo besó en la cabeza y señaló: «¡Ah, es Sally!». Tiempo después, él diría que fue ese beso lo que lo convirtió en un artista… y en el gran pintor norteamericano que llegó a ser. ¡El ánimo es poderoso!

Lo que somos

Nunca olvido el día que llevé a mi futura esposa a conocer a mi familia. Guiñando sus ojos, mis dos hermanas mayores le preguntaron: «¿Qué le viste exactamente a este tipo?». Ella sonrió y les aseguró que, por la gracia de Dios, yo había llegado a ser el hombre a quien ella amaba.

Nunca es demasiado tarde

Durante los agitados momentos posteriores a su ataque al corazón, mi suegra tuvo la ventura de recibir atención médica inmediata. Más tarde, el médico me dijo que el tratamiento dentro de los 15 minutos posteriores al ataque logra un 33% de supervivencia en pacientes críticos, y que solo el 5% sobrevive si es tratado después de ese lapso.

Más que simplemente esperar

La policía multó a una mujer por conducir imprudentemente tras haberse montado a la acera y regresado a la calle porque no quería esperar que un autobús escolar bajara a los estudiantes.

Vida sin igual

En un programa de televisión, adultos jóvenes fingían ser alumnos de secundaria, para entender mejor a los adolescentes. Descubrieron que las redes sociales juegan un papel fundamental en la autoestima de los jóvenes. Uno señaló: «La autoestima [de los estudiantes] está ligada a las redes sociales; todo depende de la cantidad de “me gusta” que obtienen en una foto».

Compartir más que cosas


«¡Pero yo no quiero compartir!», gimió mi hijo menor, desconsolado de que tuviera que dar siquiera una de sus muchas piezas de LEGO. Revoleé los ojos ante su inmadurez, pero en realidad, esta actitud no se limita a los niños. ¿Cuántas cosas en mi vida —y en toda la experiencia humana— se caracterizan por una resistencia tenaz a compartir generosamente con los demás?


Dar fruto bueno

La vista desde la ventanilla del avión era asombrosa: una angosta franja de campos sembrados y huertas se extendía entre dos montañas estériles. A lo largo del valle, corría un río con agua vivificadora, sin la cual, no habría fruto.

Así como una cosecha abundante depende de una fuente de agua limpia, la calidad del «fruto» en mi vida —mis palabras,…