Our Authors

ver todo

Articles by Mike Wittmer

Ventanas

Cerca de la ladera del Himalaya, un turista notó una fila de casas sin ventanas. Su guía explicó que algunos de los pueblerinos temían que los demonios se metieran en sus viviendas, así que construyeron paredes impermeables. Se podía saber cuando alguien había empezado a seguir a Jesús, porque colocaba ventanas para dejar entrar la luz.

Te saqué la nariz

«¿Por qué las estatuas tienen las narices rotas?» es la primera pregunta que las visitas hacen a Edward Bleiberg, curador de arte egipcio en el Museo de Brooklyn.

Vestirse de audacia

Andrés vive en un país cerrado al evangelio. Cuando le pregunté cómo mantiene en secreto su fe, dijo que no lo hace. Lleva un broche que publicita su iglesia, y cada vez que lo arrestan, les dice a los policías que «ellos también necesitan a Jesús». Es valiente porque sabe quién está de su lado.

¿Qué cantas?

La mayoría de los norteamericanos sabía poco sobre Alexander Hamilton hasta 2015, cuando Lin-Manuel Miranda escribió su éxito musical Hamilton. Ahora, los niños de las escuelas conocen su historia de memoria. La cantan en los autobuses y en los recreos. Hamilton es su padre fundador favorito.

¿Quién me necesita?

En un viaje a Washington, D. C., el escritor Arthur Brooks escuchó que una mujer mayor le susurraba a su esposo: «No es cierto que nadie te necesite más». Él murmuró algo sobre desear estar muerto, y ella le dijo: «Termina con eso». Al bajar del avión, Brooks reconoció al hombre de inmediato: un famoso héroe mundial. Algunos pasajeros lo saludaron y el piloto le agradeció por el valor demostrado décadas antes. ¿Cómo se había hundido aquel hombre en semejante desesperanza?

¿De quién estás vestido?

El equipo femenino argentino de básquet se presentó al partido con el uniforme equivocado. Sus camisetas azules eran demasiado parecidas a las de Colombia, y al jugar de visitantes, tenían que cambiarlas. Sin tiempo para buscar otras, perdieron el partido. En el futuro, seguramente verificarán bien cómo vestirse.

Relajarse con propósito

A Ramesh le encanta hablar de Jesús. Con audacia, habla con compañeros de trabajo, y un fin de semana por mes, regresa a su pueblo para evangelizar. Su entusiasmo es contagioso; en especial, desde que descubrió el valor de tomarse tiempo para descansar y relajarse.

¿Para quién es?

La escena me hizo reír a las carcajadas. Las multitudes se habían ubicado a lo largo de una avenida en México, ondeando banderas y arrojando confeti mientras esperaban al papa. Por el medio de la calle, un cachorro perdido corría, pareciendo sonreír, como si los festejos fueran solo para él. ¡Sí! Cada perro debería tener su día, y debería parecerse a eso.

Nunca es suficiente

Frank Borman comandó la primera misión espacial alrededor de la luna. No lo impresionó. El viaje duró cuatro días. Frank tuvo mareos y vomitó. Dijo que flotar en el aire fue genial… por 30 segundos. Pero después se acostumbró. Al acercarse a la luna, vio que era monótona, cubierta de cráteres. La tripulación tomó fotos de ese desierto gris, y luego se aburrieron.

¿Cómo llegué aquí?

Tífani se despertó en la oscuridad de un avión. Se había dormido mientras los otros pasajeros salían y el avión estacionaba. ¿Por qué no la despertó nadie? ¿Cómo llegó hasta allí? Sacudió las telarañas de su mente y trató de recordar.

¿Alguna vez te encontraste en un lugar que no esperabas? Eres demasiado joven para esta enfermedad, y no tiene cura. Tu…