Our Authors

ver todo

Articles by Cindy Hess Kasper

A tono con el Espíritu

Mientras escuchaba al afinador que trabajaba en el elegante piano de cola, pensé en las veces que había brotado de él el sonido del Concierto de Varsovia y la dulce melodía de Cuán grande es Él. Pero ahora, el instrumento necesitaba desesperadamente ser afinado. Algunas notas estaban bien, pero otras eran estridentes o chatas, lo que generaba un sonido desagradable. La…

Un buen hombre

«Jerry era un hombre bueno —señaló el pastor en el funeral de Jerald Stevens—. Amaba a su familia, era fiel a su esposa, sirvió a su país en las fuerzas armadas, fue un excelente padre y abuelo, y un gran amigo».

Pero después, el pastor explicó que la buena vida que llevó este hombre no era suficiente para asegurarle un lugar…

Pensamientos de gozo

En What We Keep [Lo que guardamos], una colección de entrevistas de Bill Shapiro, cada persona menciona algo que le es tan importante y grato que nunca lo descartaría.

Esto me hizo pensar en las posesiones que más me importan y me producen alegría. Una de ellas es una simple receta de hace 40 años escrita a mano por mi mamá. Otra…

Trae lo que tienes

«Sopa de piedra», una antigua historia con muchas versiones, cuenta de un hombre hambriento que llega a una aldea, pero nadie puede compartir con él ni una miga de pan. Entonces, pone una piedra y agua en un recipiente sobre el fuego. Intrigados, los aldeanos ven que comienza a revolver su «sopa». Luego, alguien lleva dos patatas para agregar; otro,…

Bondad intencional

Mientras embarcaba en un avión con sus hijos, Jessica, una joven mamá, intentaba desesperadamente calmar a su hija de tres años que empezó a patalear y llorar. Luego, su hambriento hijito de cuatro meses, también empezó a chillar.

Enredados

Hace años, unos soldados que peleaban en una selva sofocante, se encontraron con un problema frustrante. Inesperadamente, una enredadera espinosa se adhería a sus cuerpos y aparejos, y quedaban atrapados. Cuando luchaban para liberarse, aún más tentáculos de la planta los enredaban.  Los soldados la llamaron enredadera «espera un momento», porque cuando quedaban atrapados y sin poder avanzar, tenían que gritarles a los demás: «¡Oye, espera un momento, estoy atrapado!».

Comer y repetir

Cuando Carina y Pablo se casaron, ninguno de los dos sabía cocinar. Pero una noche, Carina decidió intentar hacer espaguetis… hizo tantos que tuvieron que volver a comer lo mismo al día siguiente. El tercer día, Pablo se ofreció para cocinar, duplicando la cantidad de pasta y salsa, con la esperanza de que la enorme fuente durara todo el fin de semana. Esa noche, sin embargo, cuando la pareja se sentó a comer, Carina confesó: «Estoy harta de espaguetis».

Amor sin fronteras

En el verano de 2017, el huracán Harvey generó pérdidas devastadoras, tanto de vidas como de bienes, en el Golfo de México.

Escapar del ruido

Hace años, la rectora de una universidad sugirió que los alumnos la acompañaran a «desconectarse» por una tarde. Aunque estuvieron de acuerdo, dejaron reticentes sus teléfonos celulares y entraron a la capilla. Por una hora, se sentaron en silencio en una reunión de alabanza y oración. Luego, uno de los participantes describió la experiencia como «una oportunidad maravillosa para calmarnos […], un lugar para desconectarse de todos los otros ruidos».

Reconocimiento


En la década de 1960, se popularizaron unas pinturas de personas y animales con ojos enormes y tristes. Algunos las consideraban de mal gusto y a otros les encantaban. El esposo de la artista empezó a promocionarlas, pero la firma de ella —Margaret Keane— no aparecía en las pinturas, ya que su esposo las presentaba como suyas. Por miedo, ella no dijo nada durante 20 años, hasta que el matrimonio terminó. Para probar la identidad de la artista, se necesitó «descascarar» la situación en la justicia.