Our Authors

ver todo

Articles by Amy Boucher Pye

El vínculo de la paz

Cuando le envié un email a una amiga para confrontarla por una diferencia que habíamos tenido, no me respondió. ¿Me habría excedido? No quería empeorar las cosas acosándola, ni dejar todo sin resolver antes de que ella viajara al extranjero. Durante los días siguientes, cada vez que me venía a la mente, oraba por ella, sin saber cómo seguir. Entonces, una mañana, fui a caminar por el parque y la vi. Cuando me divisó, su rostro mostró el dolor que sentía. «Señor, gracias por permitirme hablar con ella», susurré mientras me acercaba con una sonrisa. Hablamos con sinceridad y pudimos resolver el problema.

Perfecta paz

Una amiga me dijo que, durante años, había buscado paz y felicidad. Junto a su esposo, estableció un negocio exitoso y pudo comprar una casa grande, ropa elegante y joyas costosas. Sin embargo, ni estas posesiones ni su amistad con personas influyentes pudieron satisfacer su anhelo de paz interior. Entonces, un día, cuando se sentía deprimida y desesperada, una amiga le contó la buena noticia de Jesús. Así descubrió al Príncipe de paz, y su comprensión de la paz verdadera cambió para siempre.

Vestido por Dios

Cuando mis hijos eran pequeños, jugaban en nuestro empapado jardín inglés y se llenaban de barro. Por su bien y el bien de mi suelo, les quitaba la ropa antes de entrar y los llevaba a bañar. Al agregar jabón, agua y abrazos, pronto pasaban de la suciedad a la limpieza.

El Consolador

Cuando subí al avión para ir a estudiar a una ciudad lejana, me sentí nerviosa y sola. Pero, durante el vuelo, recordé cómo Jesús les prometió a sus discípulos la presencia consoladora del Espíritu Santo.

En casa con Jesús

«No hay lugar como el hogar». Esta frase refleja un anhelo profundo de tener un lugar para descansar, para estar y al cual pertenecer. Jesús habló de este deseo de echar raíces cuando, después de haber cenado por última vez con sus amigos, mencionó su inminente muerte y resurrección. Prometió que, aunque se iría, volvería a buscarlos. Además, les prepararía un lugar… un lugar donde vivir. Un hogar.

El precio del amor

Mientras nos despedíamos de mis padres, mi hija rompió en llanto. Después de visitarnos en Inglaterra, ellos regresaban a Estados Unidos. «No quiero que se vayan», dijo ella. Comencé a consolarla, y mi esposo señaló: «Me temo que ese es el precio del amor».

¿Por qué perdonar?

Cuando una amiga me traicionó, sabía que tendría que perdonarla, pero no estaba segura de poder hacerlo. Sus palabras me hirieron profundamente, y me sentí aguijonada por el dolor y el enojo. Aunque hablamos y le dije que la perdonaba, durante mucho tiempo, cada vez que la veía, sentía puntadas de dolor, y me di cuenta de que todavía albergaba algo de resentimiento. Sin embargo, un día, Dios respondió mis oraciones y me dio la capacidad de dejar atrás todo por completo. Por fin, era libre.

Vida y muerte

Nunca voy a olvidar haber estado sentada al lado de la cama del hermano de mi amiga cuando él murió. La sensación fue de que lo extraordinario visitaba lo común y corriente. Éramos tres los que conversábamos en voz baja cuando nos dimos cuenta de que Richard empezaba a tener dificultades para respirar. Lo rodeamos, mirándolo, esperando y orando. Cuando exhaló su último aliento, fue como un momento sagrado; la presencia de Dios nos envolvió en medio de las lágrimas tras la muerte de un hombre maravilloso de poco más de 40 años de edad.

Lluvias refrescantes

Necesitaba un descanso y fui a caminar por un parque cercano. Mientras andaba por un sendero, una ráfaga de verde me llamó la atención. En medio del barro, aparecían brotes de vida que, en pocas semanas, se convertirían en alegres narcisos, anunciando la llegada de la primavera y el calor. ¡Había pasado otro invierno…!

El don de la bienvenida

L a ocasión en que invitamos a comer a familias de cinco naciones sigue siendo un recuerdo maravilloso. De alguna manera, la conversación no se dio de a dos, sino que todos participamos del debate sobre la vida en Londres, aportando perspectivas de diferentes partes del mundo. Esa noche, mi esposo y yo reflexionamos en que habíamos recibido más de lo que habíamos dado, incluida la calidez que sentimos al desarrollar amistades nuevas y aprender sobre culturas diferentes.

Temas relacionados

> Estudios bíblicos

«El mayor regalo»

ESTALAGEM

Un diario de Calcuta, India, relata la entrevista entre un pastor evangélico y un joven brahmán. Durante la conversación, el joven dijo: «Encuentro en el cristianismo muchas doctrinas que también están en el hinduismo. Sin embargo, ustedes tienen algo en su religión que nosotros no tenemos». «¿Y qué tenemos nosotros que no se encuentra en el hinduismo?», preguntó el pastor.…

¿Está todo bien?

Él comenzó a garabatear algunas palabras en un papel. De repente, desvió su mirada hacia un costado y encontró una pequeña nota escrita por su esposa. Cerro sus ojos e imágenes de la memoria lo visitaron: su hijo, de apenas cuatro años, estaba acostado en la cama a causa de una fiebre fatal. Las imágenes lo transportaron a su ciudad,…

La celebración de la majestad de un árbol

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.—1 Corintios 12:4-6

> Formulario de pedido

NPD por email: Otros países

[iframe src="http://www.pages03.net/rbcministries/ODBESdevotionalsign-up" width="100%" height="300"]

 

Al enviarnos tu dirección de correo electrónico y domicilio, nos permitirás informarte y actualizarte a través de este medio virtual o por correo postal sobre el ministerio. De este modo, podremos comunicarte el lanzamiento de nuestros últimos proyectos y materiales bíblicos.

NPD por email: Países con oficinas

[contact-form-7 id="9263" title="E-ES100 ODB Countries"]
 

Al enviarnos tu dirección de correo electrónico y domicilio, nos permitirás informarte y actualizarte a través de este medio virtual o por correo postal sobre el ministerio. De este modo, podremos comunicarte el lanzamiento de nuestros últimos proyectos y materiales bíblicos.

> Noticias y blog

Presas llenas de esperanza

Qué hermoso es ver los rostros de las presas de la Carcel de Mujeres de Tegucigalpa, Honduras, llenos de júbilo y esperanza por recibir a Cristo en sus corazones.

Luego de esta decisión tan importante en sus vidas, han recibido una Biblia y un devocional de NPD para crecer en su caminar con Dios.

Es bueno saber que estamos siendo…

Cuando la tragedia golpea

 

A través de la Misión CUNEV y de su encargado, Josías Rojas, pudimos acompañar a los damnificados por el huaico en Chosica y Huarmey en Perú. La ayuda no solo fue física sino que repartimos los devocionales y libros de Nuestro Pan Diario a través de los cuales el Señor pudo llegar a los corazones de muchas personas.

Además,…

Estudiante de salud lleva NPD a comunidades de Honduras

 

Xiomara Castro, una estudiante de Bachillerato en Salud del Instituto en la jornada noctura en Honduras, est estudiando para aprender a alcanzar a comunidades mediante medidas preventivas contra el Zika, el Dengue, la Malaria, etc. Forma parte tambin de Cruzada Estudiantil, quienes la ayudan espiritualmente. As es como Nuestro Pan Diario se involucra, entregando una edicin introductoria para utilizar…

> Nuestro Andar Diario (Diario Universitario)

Él adiestra mis manos

Cuando David Wood jugaba para el Taugrés de Baskonia, estuve con él en la final de la Copa de Baloncesto de España. Antes de un partido, leyó el Salmo 144:1: «Bendito sea el Señor, mi roca, quien adiestra mis manos para la batalla, y mis dedos para la guerra». Luego, me miró y dijo: «¿Ves? ¡Es como si Dios hubiese escrito este versículo justo para mí!…

Frases enfurecidas

Es probable que los vecinos no supieran qué pensar cuando me vieron por la ventana un día de invierno, parada frente al garaje con una pala en las manos y golpeando ferozmente un bloque de hielo en la alcantarilla. Con cada golpe, vociferabafrases temáticas: «no puedo hacerlo»; «no esperen que lo haga»; «no tengo suficiente fuerza». Además de cuidar niños y tener otras responsabilidades, debía lidiar…

Porque le pertenezco a Dios

¿Alguna vez has trazado una línea alrededor de tu vida y
has dicho, «Ya no avanzaré más. Le pertenezco a Dios y
voy a vivir a la manera de Él?
Eso es lo que significa ser santo. 2 Corintios 6:16-17 describe
la santidad como estar «separado.» El apóstol Pablo escribió,
«Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios…

> Nuestro Pan Diario

Silencio

Hubo un gran revuelo en la aldea al ver unos camiones de socorro que pasaban por el «camino» destrozado por la lluvia. De repente, el convoy divisó la casa del alcalde… aunque este vivía lujosamente en otra parte, mientras que a su pueblo le faltaban las cosas básicas para vivir.

Compartir el consuelo

Una amiga me envió unas artesanías de cerámica que había hecho. Cuando abrí la caja, descubrí que las preciosas piezas se habían dañado en el viaje.

Una razón para sonreír

En el trabajo, las palabras de ánimo son importantes. La manera en que los empleados se hablan afecta la satisfacción del cliente, las ganancias de la empresa y el aprecio entre colegas. Según estudios, en los grupos laborales más eficaces, sus miembros intercambian seis veces más afirmación que desaprobación, desacuerdo o sarcasmo. Los equipos menos productivos suelen usar al menos tres comentarios negativos por cada palabra amable.