Categoría  |  Nuestro Pan Diario

No somos Dios

En Mero cristianismo, C. S. Lewis recomendó hacernos algunas preguntas para averiguar si somos orgullosos: «¿Cuánto me disgusta que los demás me desdeñen, que no me tomen en cuenta, […] se crean superiores a mí o alardeen?». Lewis consideraba que el orgullo era un vicio de «suprema maldad» y la principal causa de desgracia en los hogares y las naciones. Lo llamó un «cáncer espiritual» que devora la posibilidad de tener amor, satisfacción e, incluso, sentido común.

Acuérdate de cantar

Nancy Gustafson, una cantante de ópera retirada, quedó devastada cuando visitó a su madre y la vio deteriorarse por demencia senil. Apenas la conocía y casi no hablaba. Después de visitarla varias veces, Nancy tuvo una idea: comenzó a cantarle. Los ojos de su madre se encendieron y empezó a cantar también… ¡durante 20 minutos! Luego, sonriendo y en broma, la mamá le dijo que eran «¡La familia de cantantes Gustafson!». Algunos terapistas sostienen que la música —y los «himnos tradicionales»— tiene poder para evocar recuerdos perdidos, levantar el ánimo, reducir caídas y disminuir la necesidad de sedantes.

Soluciones desesperadas

A finales del siglo xvii, Guillermo de Orange inundó intencionalmente gran parte de su nación. El monarca holandés recurrió a tan drástica medida en un intento de expulsar a los invasores españoles. No funcionó, y una vasta franja de excelentes tierras se perdió en el mar. Suele decirse: «Momentos desesperantes atraen medidas desesperadas».

Pensar distinto

Un verano, durante la universidad, pasé bastante tiempo en Venezuela. La comida era espectacular; la gente, encantadora; y el clima y la hospitalidad, maravillosos. Sin embargo, a los dos días, me di cuenta de que mis nuevos amigos no administraban el tiempo como yo. Si planeábamos almorzar a las 12, eso significaba entre las 12 y la 1 de la tarde. Lo mismo para las reuniones o los viajes: los horarios eran aproximados, sin puntualidad. Descubrí que mi idea de «estar a horario» era una cuestión netamente cultural.

El vivo retrato

Durante una salida, nos encontramos con una mujer que conocía a la familia de mi esposo desde que él era niño. Miró primero a Alan y después a nuestro hijo Xavier, y dijo: «Es el vivo retrato de su papá. Esos ojos, esa sonrisa. Sip. Igual a él». Mientras disfrutaba de reconocer semejante parecido entre padre e hijo, incluso observó similitudes en sus personalidades. De todos modos, aunque son parecidos, mi hijo no refleja exactamente a su padre.

Enviar un SOS

Cuando su choza en una región montañosa de Alaska se incendió, el colono se quedó sin un refugio apropiado y con pocas provisiones en el estado más frío de Estados Unidos, en medio de un invierno helado. Tres semanas después, fue rescatado cuando un avión pasó y vio un gran SOS que el hombre había grabado en la nieve y ennegrecido con hollín.

Algo nuevo

La agricultura es difícil donde no hay agua dulce. Para resolver este problema, la compañía Seawater Greenhouse creó en Somalilandia, África, y en otros países con climas similares, algo nuevo: «invernaderos de agua marina», que usan la energía solar para salpicar el agua salada sobre paredes de cartón corrugado. Al deslizarse por los paneles, la sal se desprende. Gran parte del agua dulce restante se evapora dentro de la estructura, lo que la convierte en un lugar húmedo donde pueden crecer semillas de frutos y vegetales.

Una celebración gozosa

Mi amiga Sharon murió un año antes que Melissa, la hija adolescente de mi amigo Dave; ambas trágicamente en accidentes automovilísticos. Una noche, soñé con las dos. Se reían y hablaban mientras colgaban cintas en un amplio salón de fiestas, y me ignoraron cuando entré. Había una mesa larga con manteles blancos y platos y copas de oro. Pregunté si podía ayudarlas a decorar, pero aparentemente, no me oyeron y siguieron trabajando.

El tictac del reloj

Unos obreros estaban cortando hielo de un lago congelado y almacenándolo en un pozo de nieve, cuando uno de ellos se dio cuenta de que había perdido su reloj. Todos lo buscaron, pero fue en vano.

Aguardar con esperanza

En la película Siempre a tu lado, un profesor universitario se hace amigo de un cachorro de raza akita llamado Hachiko, que estaba perdido. El perro expresaba su fidelidad esperando todos los días en la estación del tren que el profesor volviera. Un día, el profesor tuvo un infarto y murió. Hachiko esperó durante horas, y por diez años regresó cada día, esperando a su amado amo.