Categoría  |  Nuestro Pan Diario

Basta de huir

El 18 de julio de 1983, un capitán de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos desapareció en Albuquerque, Nueva México, sin dejar rastros. Después de 35 años, las autoridades lo encontraron en California. El New York Times informó que «deprimido por su trabajo», simplemente, había huido.

Intervención soberana

Bárbara creció con un subsidio del gobierno británico en la década de 1960, pero cuando cumplió 16 años, ella y su hijo recién nacido, Simón, quedaron en la calle. El Estado no tenía más obligación de ocuparse de ella a esa edad. Bárbara le escribió a la reina de Inglaterra, pidiendo ayuda, ¡y recibió una respuesta! Mostrando compasión, la reina se ocupó de que Bárbara tuviera una casa propia.

Dios es más grande

Giles Kelmanson, un guardaparques sudafricano, describió una escena increíble: dos tejones de la miel peleando contra seis leones. Aunque los leones eran más, los tejones rehusaban retroceder ante los feroces depredadores diez veces más grandes que ellos. Los leones pensaron que la caza sería fácil, pero el video muestra a los tejones yéndose con un andar fanfarrón.

Empezar ya mismo

En febrero de 2017, cuando la biopsia de mi hermana mayor reveló que tenía cáncer, les dije a mis amigos: «Necesito pasar el mayor tiempo posible con Carolyn… empezando ya mismo». Algunos me dijeron que mis sentimientos eran una reacción exagerada ante la noticia. Pero ella murió a los diez meses. Y aunque había pasado horas con ella, cuando amamos a alguien, el tiempo nunca es demasiado para un corazón que ama profundamente.

Practicar lo que predicamos

El pastor y escritor Eugene Peterson tuvo la oportunidad de escuchar una disertación de Paul Tournier, un físico y altamente respetado consejero pastoral suizo, a quien admiraba mucho por su enfoque sobre la sanidad. Mientras escuchaba, quedó impresionado porque sintió que Tournier practicaba lo que hablaba y hablaba de lo que practicaba. Peterson usó esta palabra para describir su experiencia: «Coherencia. Es la mejor palabra que se me ocurre».

Cada historia susurra su nombre

Abrí la Biblia imaginativamente ilustrada para niños y empecé a leerle a mi nieto. De inmediato, quedamos fascinados con la historia del amor y la provisión de Dios desplegada en prosa. Luego, cerré el libro y volví a leer el título: Biblia de historias de Jesús: Cada historia susurra su nombre.

Sinceridad absoluta

El día de mi nieto de tres años empezó muy mal. No encontraba su camisa favorita. Los zapatos que quería ponerse le daban mucho calor. Protestó, se enojó con su abuela, hasta que finalmente, se sentó a llorar.

Cómo encontrar paz

«¿Qué piensas sobre la paz?», me preguntó mi amiga mientras almorzábamos. «¿La paz? —dije sorprendida—. No estoy segura. ¿Por qué lo preguntas?». «Bueno, durante la reunión en la iglesia, vi que sacudías tu pie y me pregunté si te preocupaba algo. ¿Has pensado en la paz que Dios da a los que lo aman?».

¿Tienes hambre ahora?

Tomás sabía lo que tenía que hacer. Nacido en una familia pobre de la India y adoptado por una pareja estadounidense, en un viaje a su tierra natal fue testigo de las enormes necesidades de los niños de esa nación. Entonces, supo que tenía que ayudar. Comenzó a hacer planes para regresar a Estados Unidos, terminar de estudiar, ahorrar dinero y regresar años después.

Con una lente nueva

«¿No es maravilloso mirar un árbol y ver las hojas individuales en vez de un borrón verde?», dijo mi papá. En ese momento, yo tenía 18 años y no me encantaba la idea de usar anteojos, pero estos me cambiaron la manera de ver todo, ¡haciendo que lo borroso fuera bello!