Categoría  |  Nuestro Pan Diario

Nuestra ancla


Cuando Estella Pyfrom se retiró de la docencia, compró un autobús, lo equipó con computadoras y escritorios, y ahora conduce el «Autobús brillante» por el condado de Palm Beach, en Florida, Estados Unidos, brindándoles un lugar para hacer sus tareas y aprender tecnología a niños en situación de riesgo. De este modo, está ofreciendo seguridad y esperanza a quienes podrían verse tentados a dejar de lado su sueño de un mañana mejor.


¡Levanta la vista!


Un parque cerca de casa tiene un sendero por donde me gusta caminar. Hay un lugar desde donde puede avistarse el Jardín de los Dioses, con formaciones rocosas de color rojizo por delante del monte Pikes Peak, de unos 4.300 metros de altura. Sin embargo, de vez en cuando, paso de largo, sumido en algún problema y mirando hacia abajo. Si no hay nadie cerca, a veces me detengo y digo en voz alta: «¡David, levanta la vista!».


Nunca dejes de aprender


Silvia es una lectora voraz. Mientras otros miran televisión o juegan a los videojuegos, ella está absorta en las páginas de un libro.


¿Qué te importa?


Los medios de comunicación social son útiles para muchas cosas, pero la satisfacción no es una de ellas. Al menos, no para mí. Aun cuando mis objetivos son buenos, puedo desanimarme si me entero de que otros están lográndolos primero o con mejores resultados. Soy propensa a esta clase de desánimo; por eso, pienso con frecuencia que Dios no me ha defraudado, sino que me ha dado todo lo que necesito para concretar lo que Él desea que haga.


No te desanimes


Cocinar puede convertirse en una tarea tediosa cuando lo hago tres veces por día y semana tras semana. Me canso de pelar, cortar, trozar, mezclar y esperar que la comida se hornee, se ase o hierva. No obstante, ¡comer nunca es tedioso! En realidad, es algo que disfrutamos, aunque lo hagamos día tras día.


Fortaleza en la tranquilidad


Poco después de aceptar a Cristo como mi Salvador, el compromiso que demandaba esta decisión me hacía dudar de si podría pasar un año sin volver a mis antiguos hábitos de pecado. Sin embargo, este versículo de las Escrituras me ayudó: «El Señor peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos» (Éxodo 14:14). Moisés pronunció estas palabras ante los desanimados y temerosos israelitas cuando acababan de huir de la esclavitud en Egipto y Faraón los perseguía.


Lo menos pensado


Fanny Kemble fue una actriz británica que se mudó a los Estados Unidos a principios del siglo xix y se casó con el dueño de una plantación en el sur del país, llamado Pierce Butler. Disfrutó la vida que le brindaba la riqueza de la plantación, hasta que vio el costo de esos lujos; un costo que pagaban los esclavos que trabajaban en la propiedad de su esposo.


Corrientes engañosas


En su libro The Hidden Brain [El cerebro escondido], el escritor Shankar Vedantam describe un día cuando fue a nadar. El agua estaba calma, y se sentía fuerte y orgulloso de haber recorrido tan fácilmente una gran distancia. Pero, cuando trató de volver, no podía. La corriente lo había engañado: su fácil desplazamiento no se debió a su fuerza, sino al movimiento del agua.


En el monte Calvario


A menudo, me encuentro pensando en los años cuando mis hijos eran pequeños. Algo que recuerdo con mucho cariño es nuestra rutina matinal para despertarlos. Todas las mañanas, entraba en sus cuartos y, con ternura, los llamaba por su nombre y les decía que era hora de levantarse y prepararse para las actividades del día.


Lo mejor


Durante una reunión en la iglesia, divisé a un bebé varios asientos más adelante. Mientras espiaba por encima del hombro de su padre, miraba maravillado y con los ojos bien abiertos a los miembros de la congregación. Les sonreía a algunos, babeaba y se chupaba los deditos regordetes, pero nunca encontraba su pulgar. Las palabras del pastor se alejaban cada vez más de mí mientras mis ojos seguían desviándose hacia aquel dulce bebé.


¡Empieza aquí!


El 6 de junio de 1944, tres oficiales norteamericanos reunidos en una playa de Normandía, en Francia, se dieron cuenta de que la marea los había arrastrado al lugar equivocado y tomaron una decisión improvisada: «Empezaremos la batalla desde aquí». Tuvieron que avanzar desde un punto de partida complicado.


Lo que hacemos


Cuando murió Roger Ebert, ganador del premio Pulitzer como crítico de cine, un periodista escribió: «Con toda su fama, honores y celebridad, todas sus entrevistas exclusivas y encuentros con grandes actores, Ebert nunca olvidó la esencia de lo que hacemos: críticas de películas. Él las reseñaba con un celo contagioso y un intelecto inquisitivo» (Dennis King, The Oklahoman).


Mi Padre está conmigo


Una amiga que luchaba contra la soledad, escribió en su muro de Facebook: «No es que me sienta sola por no tener amigos. Tengo muchos. Sé que cuento con personas que pueden sostenerme, animarme, hablar conmigo, interesarse en mis cosas y pensar en mí, pero no pueden estar conmigo todo el tiempo y para todo».


Algo nuevo


Eran solo trozos de madera, pero Charles Hooper vio mucho más que eso. Tras rescatar unos viejos tablones de un granero abandonado, esbozó unos planos sencillos. Después, taló robles y álamos de su propiedad y, con cuidado, los recortó. Pieza por pieza, empezó a encastrar la madera vieja con la nueva.


¿Te sientes insignificante?


Estamos entre las más de 7.000 millones de personas que coexisten en un diminuto planeta ubicado en una pequeña sección de un sistema solar relativamente insignificante. En realidad, nuestra Tierra es un minúsculo punto azul entre los millones de cuerpos celestes creados por Dios. En el gigante lienzo de nuestro universo, la majestuosa y extraordinaria Tierra parece una pequeñísima partícula de polvo.