Categoría  |  Devocionales

De las ruinas

En el barrio judío de Jerusalén, se encuentra la sinagoga Tiferet Yisrael. Se construyó en el siglo xix, pero fue dinamitada por comandos durante la guerra árabe-israelí en 1948.

Justo lo que necesito

Mientras escuchaba el coro que dirigía mi hija Lisa, que cantaba en un centro para personas de la tercera edad, me preguntaba por qué había elegido el himno Está bien con mi alma, ya que lo habían interpretado en el funeral de su hermana Melissa, y sabía que solía conmoverme.

Nuestro brillo

Una niña pequeña se preguntaba cómo sería un santo. Un día, su madre la llevó a una gran catedral para que viera los bellísimos vitrales de escenas bíblicas. Ante tal belleza, la niña exclamó: «Ahora sé cómo son los santos: ¡personas que dejan que la luz brille a través de ellas!».

Restaurar desechos

En su libro, Junkyard Planet [El planeta chatarra], Adam Minter habla de la industria multimillonaria del reciclado de desechos. Señala que hay empresarios en todo el mundo que se dedican a buscar materiales descartados, como alambres de cobre, trapos sucios y artículos plásticos, para rediseñarlos y convertirlos en cosas nuevas y útiles.

Hacer lo correcto a los ojos de Dios

«Constructores vaqueros» es un término que muchos británicos usan para referirse a obreros que hacen trabajos de construcción de mala calidad. El término implica temor o pesar, como resultado de malas experiencias.

La fragancia de Cristo

¿Cuál de los cinco sentidos te trae más rápidamente cosas a la memoria? Para mí, es indudablemente el olfato. Una determinada clase de bronceador me lleva de inmediato a una playa francesa. El olor a alimento para pollos me recuerda mi niñez y las visitas a mi abuela. El aroma del pino susurra «Navidad», y cierto tipo de loción para después de afeitar me trae a la mente cuando mi hijo era joven.

Un amor asombroso

Los últimos hechos históricos más importantes del Antiguo Testamento se describen en Esdras y Nehemías, cuando Dios permitió que los israelitas volvieran del exilio y se establecieran nuevamente en Jerusalén. La ciudad de David volvió a poblarse de familias hebreas, un nuevo templo se construyó y el muro fue reparado.

Tormentas en el horizonte

Uno de nuestros hijos tiene un negocio de pesca de salmones en Kodiak, Alaska. Hace un tiempo, me mandó una fotografía de una pequeña embarcación, algunos cientos de metros delante de su barco, que atravesaba un estrecho canal. En el horizonte, asomaban unas amenazadoras nubes de tormenta. Pero un arcoíris, la señal de la providencia y el cuidado de Dios, se extendía de un extremo al otro del canal, rodeando aquella embarcación.

Para que se entienda

Me encanta visitar museos como la Galería Nacional de Londres y la Galería Estatal Tretyakov de Moscú. Algunas obras de arte me dejan sin palabras, mientras que otras me desconciertan. Observo las pinceladas de color, aplicadas aparentemente al azar sobre la tela, y me doy cuenta de que no entiendo nada… aunque el artista sea un maestro en su oficio.

Más grande que el lío

Un tema importante de Segunda Samuel, un libro del Antiguo Testamento, podría fácilmente titularse: ¡La vida es un lío! Tiene todos los elementos de una miniserie de televisión. Mientras David procuraba establecerse como rey de Israel, enfrentó desafíos militares, intrigas políticas y traiciones de familiares y amigos. Incluso él mismo arrastraba culpas, tal como lo demuestra claramente su relación con Betsabé (caps. 11–12).

Alivio para el atribulado

Una de mis escenas favoritas de la literatura tiene lugar cuando una tía enérgica confronta a un padrastro malvado por haber abusado de su autoridad con su sobrino, David Copperfield, nombre del personaje principal y título de esa novela de Charles Dickens.

La Palabra eterna de Dios

Al principio de la Segunda Guerra Mundial, los bombardeos aéreos destruyeron gran parte de Varsovia, en Polonia. La ciudad estaba cubierta de bloques de cemento, caños rotos y trozos de vidrio. Sin embargo, en el centro de la ciudad, gran parte de uno de los edificios dañados permanecía obstinadamente en pie. Era la sede polaca de la Sociedad Bíblica Británica e Internacional. Estas palabras todavía se leían sobre una pared: «El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán» (Mateo 24:35).

El Espíritu entrega

Hasta hace poco, muchos pueblos en la zona rural de Irlanda no usaban números en las casas ni códigos postales. Así que, si había tres Patrick Murphy en un pueblo, el residente más nuevo no recibía su correo hasta que se les entregara primero a los otros dos, quienes habían vivido allí más tiempo. «Mis vecinos lo reciben primero —decía el último residente Murphy—. Leen un poco y dicen: “Tal vez no sea para nosotros”». Para terminar con esta confusión, el gobierno irlandés instituyó recientemente su primer sistema de códigos postales, para asegurar que el correo se entregue de manera correcta.

Jesús lloró

Estaba ensimismada en un libro, cuando una amiga se inclinó para ver qué leía. Casi al instante, retrocedió y, mirándome, dijo: «¡Qué título más tenebroso!».

El método de Dios

Necesitábamos que Dios nos hablara. Nos habían pedido que acogiéramos en casa por tres meses a dos niños preescolares, y debíamos decidir qué hacer con ellos. Con tres hijos propios, adoptarlos parecía no encajar en nuestros planes. Además, ya había sido difícil casi duplicar la familia. Nuestra lectura devocional diaria, escrita por Amy Carmichael, nos llevó a unos versículos desconocidos de Números 7.

Temas relacionados

Devocionales > Formulario de pedido

NPD por email: Otros países

[iframe src="http://www.pages03.net/rbcministries/ODBESdevotionalsign-up" width="100%" height="300"]

 

Al enviarnos tu dirección de correo electrónico y domicilio, nos permitirás informarte y actualizarte a través de este medio virtual o por correo postal sobre el ministerio. De este modo, podremos comunicarte el lanzamiento de nuestros últimos proyectos y materiales bíblicos.

NPD por email: Países con oficinas

[contact-form-7 id="9263" title="E-ES100 ODB Countries"]
 

Al enviarnos tu dirección de correo electrónico y domicilio, nos permitirás informarte y actualizarte a través de este medio virtual o por correo postal sobre el ministerio. De este modo, podremos comunicarte el lanzamiento de nuestros últimos proyectos y materiales bíblicos.

Devocionales > Nuestro Andar Diario (Diario Universitario)

Él adiestra mis manos

Cuando David Wood jugaba para el Taugrés de Baskonia, estuve con él en la final de la Copa de Baloncesto de España. Antes de un partido, leyó el Salmo 144:1: «Bendito sea el Señor, mi roca, quien adiestra mis manos para la batalla, y mis dedos para la guerra». Luego, me miró y dijo: «¿Ves? ¡Es como si Dios hubiese escrito este versículo justo para mí!…

Frases enfurecidas

Es probable que los vecinos no supieran qué pensar cuando me vieron por la ventana un día de invierno, parada frente al garaje con una pala en las manos y golpeando ferozmente un bloque de hielo en la alcantarilla. Con cada golpe, vociferabafrases temáticas: «no puedo hacerlo»; «no esperen que lo haga»; «no tengo suficiente fuerza». Además de cuidar niños y tener otras responsabilidades, debía lidiar…

Porque le pertenezco a Dios

¿Alguna vez has trazado una línea alrededor de tu vida y
has dicho, «Ya no avanzaré más. Le pertenezco a Dios y
voy a vivir a la manera de Él?
Eso es lo que significa ser santo. 2 Corintios 6:16-17 describe
la santidad como estar «separado.» El apóstol Pablo escribió,
«Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios…

Devocionales > Nuestro Pan Diario

De las ruinas

En el barrio judío de Jerusalén, se encuentra la sinagoga Tiferet Yisrael. Se construyó en el siglo xix, pero fue dinamitada por comandos durante la guerra árabe-israelí en 1948.

Justo lo que necesito

Mientras escuchaba el coro que dirigía mi hija Lisa, que cantaba en un centro para personas de la tercera edad, me preguntaba por qué había elegido el himno Está bien con mi alma, ya que lo habían interpretado en el funeral de su hermana Melissa, y sabía que solía conmoverme.

Nuestro brillo

Una niña pequeña se preguntaba cómo sería un santo. Un día, su madre la llevó a una gran catedral para que viera los bellísimos vitrales de escenas bíblicas. Ante tal belleza, la niña exclamó: «Ahora sé cómo son los santos: ¡personas que dejan que la luz brille a través de ellas!».