Archivos: Octubre 2015

¿Reparar o reemplazar?


Era hora de arreglar los marcos de las ventanas de nuestra casa. Entonces, los raspé, los pulí y rellené los agujeros en la madera para, luego, poder pintarlos. Después de todos mis esfuerzos, incluidos una capa de pintura base y de otra demasiado costosa, el marco quedó… bastante bien, pero no parecía nuevo. Solo se vería nuevo si cambiaba la madera vieja.


Las tormentas de la vida

En el libro de Marcos, leemos sobre una tormenta terrible. Los discípulos estaban con Jesús en un barco, cruzando el Mar de Galilea. Cuando «se levantó una gran tempestad de viento», los discípulos, entre los cuales había algunos pescadores experimentados, temieron ahogarse (4:37-38). ¿A Dios no le importaba? ¿No habían sido escogidos por Jesús y eran los más cercanos a Él? ¿No estaban obedeciendo al que había dicho que cruzaran a la otra orilla (v. 35)? ¿Por qué estaban atravesando un momento tan turbulento?

¡Prohibido tocar la cerca!


Cuando era niña, fui con mis padres a visitar a mi bisabuela, que vivía cerca de una granja. El patio estaba rodeado de una cerca electrificada, que impedía que las vacas entraran y comieran el pasto. Cuando pedí permiso para ir a jugar afuera, estuvieron de acuerdo, pero me explicaron que, si tocaba la cerca, podría recibir una descarga eléctrica.


¿Adónde apunto?


En septiembre de 2011, un incendio voraz destruyó 600 casas en el casco urbano y los alrededores de una ciudad en Estados Unidos. Pocas semanas después, un artículo de un periódico se titulaba: «Las personas que más perdieron se concentran en lo que no se perdió». Allí se describían las abundantes muestras de generosidad de la comunidad y el reconocimiento de quienes habían recibido ayuda. Vecinos, amigos y demás residentes del lugar eran mucho más valiosos que lo que habían perdido.


Perdiste la oportunidad


Hoy escuché las palabras más tristes. Dos creyentes en Cristo discutían sobre un tema. El mayor parecía engreído mientras esgrimía las Escrituras como un arma, atacando los errores que veía en la vida del otro. El más joven parecía cansado del sermón, hastiado de aquella persona y desanimado.


Guardado en mi corazón


Estoy acostumbrándome a leer revistas digitales, y me siento bien al estar protegiendo los árboles. Además, no tengo que esperar que los ejemplares me lleguen por correo. Sin embargo, echo de menos las ediciones impresas, porque me gusta deslizar los dedos por las hojas satinadas y recortar mis recetas favoritas.


Entre bambalinas


Las conferencias de evangelización de nuestra iglesia concluyeron con una reunión para toda la ciudad. Mientras el equipo que había organizado y encabezado el evento, conformado por el grupo juvenil de música, consejeros y líderes de la congregación, subía al escenario, todos aplaudíamos emocionados y expresábamos nuestra gratitud por su ardua labor.


Volverse invisible


Donde vivo, este es el momento del año en que las plantas desafían la muerte, permaneciendo bajo tierra hasta que es seguro volver a salir. Antes de que llegue la nieve y el terreno se congele, se despojan de sus hermosas flores y se retiran a un sitio donde pueden descansar y ahorrar energía para la próxima estación. Aunque parecen estar muertas, no es así; solo están inactivas. Cuando se derrita la nieve y el terreno se ablande, volverán a elevar sus cabezas hacia el cielo, saludando con colores brillantes y dulces fragancias a su Creador.


Para esto, tengo a Jesús


Es raro que haya una época sin problemas en nuestra vida; pero, a veces, es aterrador cuando aparecen de repente.


El gozo de tu presencia


«La finalidad principal del ser humano es glorificar a Dios y disfrutar de Él para siempre», expresa el Catecismo de Westminster. Gran parte de las Escrituras invitan a dar gracias y adorar alegremente al Dios vivo. Cuando honramos al Señor, estamos celebrando que Él es la fuente de donde fluye toda bondad.


Engreimiento inherente


«¿Quién se cree que es?», dijo un amigo mío sobre un creyente que conocíamos. Ambos pensábamos que era muy soberbio. Cuánto nos entristecimos al enterarnos de que lo habían descubierto en algunas faltas graves. Lo único que consiguió al engreírse fueron problemas. Comprendimos que a nosotros podría pasarnos lo mismo.


Vista interna


El físico retirado Arie van’t Riet crea obras de arte inusuales. Acomoda de diversas maneras plantas y animales muertos, y les toma una radiografía. Escanea esas radiografías en una computadora y, después, colorea parte de las fotos. Estas obras revelan la complejidad interna de flores, peces, aves, reptiles y monos.


Esperar una respuesta


Cuando nuestra hija tenía quince años, se fugó de casa. Fueron las tres semanas más largas de nuestra vida. La buscamos por todos lados y pedimos ayuda a nuestros amigos y a las fuerzas de seguridad. Durante esos días desesperantes, mi esposa y yo aprendimos cuán importante es esperar en Dios en oración. Habíamos llegado al límite de nuestras fuerzas y recursos. Teníamos que depender de Él.


La cruz y la corona


La Abadía de Westminster, en Londres, tiene un enorme trasfondo histórico. En el siglo x, los monjes benedictinos dieron inicio a la tradición de adorar diariamente en ese lugar, la cual continúa hasta hoy. Allí también están sepultadas muchas personas famosas; y todos los monarcas ingleses, desde 1066, han sido coronados en su interior. Incluso, 17 de esos reyes están enterrados ahí mismo… sus reinados terminaron donde empezaron.


El camino escarpado


Un amigo me contó sobre un lago en el que se decía que merodeaba una gran trucha degollada, y me dibujó un mapa para indicarme cómo llegar. Varias semanas después, llené el tanque de mi camioneta y partí, siguiendo las indicaciones.


Temas relacionados

> Estudios bíblicos

«El mayor regalo»

ESTALAGEM

Un diario de Calcuta, India, relata la entrevista entre un pastor evangélico y un joven brahmán. Durante la conversación, el joven dijo: «Encuentro en el cristianismo muchas doctrinas que también están en el hinduismo. Sin embargo, ustedes tienen algo en su religión que nosotros no tenemos». «¿Y qué tenemos nosotros que no se encuentra en el hinduismo?», preguntó el pastor.…

¿Está todo bien?

Él comenzó a garabatear algunas palabras en un papel. De repente, desvió su mirada hacia un costado y encontró una pequeña nota escrita por su esposa. Cerro sus ojos e imágenes de la memoria lo visitaron: su hijo, de apenas cuatro años, estaba acostado en la cama a causa de una fiebre fatal. Las imágenes lo transportaron a su ciudad,…

La celebración de la majestad de un árbol

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.—1 Corintios 12:4-6

> Formulario de pedido

NPD por email: Otros países

[iframe src="http://www.pages03.net/rbcministries/ODBESdevotionalsign-up" width="100%" height="300"]

 

Al enviarnos tu dirección de correo electrónico y domicilio, nos permitirás informarte y actualizarte a través de este medio virtual o por correo postal sobre el ministerio. De este modo, podremos comunicarte el lanzamiento de nuestros últimos proyectos y materiales bíblicos.

NPD por email: Países con oficinas

[contact-form-7 id="9263" title="E-ES100 ODB Countries"]
 

Al enviarnos tu dirección de correo electrónico y domicilio, nos permitirás informarte y actualizarte a través de este medio virtual o por correo postal sobre el ministerio. De este modo, podremos comunicarte el lanzamiento de nuestros últimos proyectos y materiales bíblicos.

> Noticias y blog

Cuando la vida da un giro inesperado…

 

«Vamos a prescindir de su trabajo». Hace una década, estas palabras me dejaron tambaleando cuando la compañía para la que trabajaba eliminó mi cargo. Me sentí destruida porque, en parte, mi identidad estaba sumamente entrelazada con mi papel como editora. Hace poco, sentí una tristeza similar cuando escuché que mi labor como trabajadora independiente se terminaba. Pero, esta vez,…

Devocionales fuerzas armadas

 

En coordinación con la Asociación de Militares y Policías Cristianos del Perú, Ministerios Nuestro Pan Diario hizo llegar devocionales de la “Edición Especial de Fuerzas Armadas” para que sean entregados a militares, policías y, también, en hospitales de las FF.AA del Perú.

 

En esta oportunidad los materiales fueron distribuidos en el Hospital Geriátrico del Ejército Peruano, ubicado en el…

¿Qué es lo más importante en el mundo para ti?

 

Por nuestros horarios y actividades, pasamos poco tiempo juntos durante la semana.

Cuando compré una copia de la edición anual de Nuestro Pan Diario, empecé a leer las meditaciones y a tener un tiempo de comunión con Dios. Al tiempo, mi esposa comenzó a interesarse y empezamos a tener el devocional juntos. Fue tan beneficioso que decidimos compartirlo con…

> Nuestro Andar Diario (Diario Universitario)

Él adiestra mis manos

Cuando David Wood jugaba para el Taugrés de Baskonia, estuve con él en la final de la Copa de Baloncesto de España. Antes de un partido, leyó el Salmo 144:1: «Bendito sea el Señor, mi roca, quien adiestra mis manos para la batalla, y mis dedos para la guerra». Luego, me miró y dijo: «¿Ves? ¡Es como si Dios hubiese escrito este versículo justo para mí!…

Frases enfurecidas

Es probable que los vecinos no supieran qué pensar cuando me vieron por la ventana un día de invierno, parada frente al garaje con una pala en las manos y golpeando ferozmente un bloque de hielo en la alcantarilla. Con cada golpe, vociferabafrases temáticas: «no puedo hacerlo»; «no esperen que lo haga»; «no tengo suficiente fuerza». Además de cuidar niños y tener otras responsabilidades, debía lidiar…

Porque le pertenezco a Dios

¿Alguna vez has trazado una línea alrededor de tu vida y
has dicho, «Ya no avanzaré más. Le pertenezco a Dios y
voy a vivir a la manera de Él?
Eso es lo que significa ser santo. 2 Corintios 6:16-17 describe
la santidad como estar «separado.» El apóstol Pablo escribió,
«Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios…

> Nuestro Pan Diario

No nos falta nada

Imagina salir de viaje sin equipaje. Nada de artículos básicos ni de ropa para cambiarnos; nada de dinero ni tarjetas de crédito. Suena bastante insensato y aterrador, ¿no?

El rostro de Dios

Gran parte de mi carrera como escritor ha girado en torno al tema del sufrimiento. Vuelvo una y otra vez a la misma pregunta, como si hubiera una antigua herida que no se ha curado. Quienes leen mis libros parecen ponerles rostro a mis dudas. Recuerdo a un joven pastor que me llamó tras saber que su esposa y su hijita morirían de SIDA por una transfusión de sangre infectada, y preguntó: «¿Cómo puedo hablarles a mis jóvenes del amor de Dios?».

Dedicar todo

Cuando jugaba baloncesto en la universidad, cada año, al empezar la temporada, tomaba la seria decisión de ir al gimnasio y dedicarme por completo a mi entrenador… es decir, hacer todo lo que me pidiera.