Archivos: 22 Noviembre 2012

Cansada pero renovable

Amedida que los meses avanzaban lentamente y seguíamos raspeando y pintando, limpiando, arrancando y reemplazando todo lo que estuviera a la vista en nuestra casa nueva, mi hija finalmente dijo con un toque de exasperación: «Dime de nuevo por qué querías esta casa.»
Luego de vivir en la misma casa durante 27 años, decidimos mudarnos. Pero la casa que compramos…

Un Dios generoso

Hace poco, entré en el vestíbulo de un hotel que exhibía el mayor arreglo floral que he visto en toda mi vida. Rebosaba de colores; perfectamente dispuesto y con una fragancia asombrosa. Hizo que me detuviera y admirara su belleza un instante. Me llevó a reflexionar en que la abundancia tiene algo que atrae nuestro corazón. Piensa en la cautivante belleza de una fuente rebosante de frutas coloridas o en una mesada cubierta de tres o cuatro tartas listas para disfrutar después de una pródiga cena del Día de Acción de Gracias.