Archivos: 16 Noviembre 2012

Cacahuates y sabiduría

«El tallercito de Dios» fue el nombre que George Washington Carver le dio a su laboratorio. Fue allí adonde el famoso científico pidió en oración descubrir los usos de lo que entonces era un cultivo humilde y sin valor: el cacahuate.

«Amado Señor Creador —comenzó diciendo el humilde hombre— por favor dime para qué fue hecho el universo.»

«Pide algo…

Cada día

En 1924, un chico llamado Johnny, al que le encantaba jugar al baloncesto, terminó la escuela primaria en una pequeña escuela rural. Su padre, rico en amor, pero con poco dinero para hacerle un regalo en su graduación, le dio una tarjeta donde había escrito su credo personal de siete puntos y lo alentó a empezar a cumplirlo diariamente. Tres de esos puntos decían: Bebe profundamente de libros buenos; en especial, de la Biblia. Haz de cada día tu obra maestra. Ora pidiendo dirección y da gracias diariamente por tus bendiciones.