Archivos: 13 noviembre 2012

Adentrándonos

Toda la iglesia —y cada miembro de ella— están llamados tanto a participar en el mundo como a estar separados de él, tanto al «mundo» como a la  «santidad». No a un mundo que sea pecaminoso, ni a una santidad que no sea realista, sino a un «mundo santo», a una verdadera separación para Dios que se viva en el…

¿Dijiste que no?

«Muy bien, estas son las reglas —dijo Marty—. Pueden hacer todo lo que quieran, donde quieran y cuando quieran, hasta que alguien les diga que no».